Es Voluntad De Dios Tener Defectos Físicos?

Es Voluntad De Dios Tener Defectos Físicos?

Hace algunos años atrás, conoció a una hermana en la fe de quien se enamoró. Luego de hablar con ella y de ponerse de acuerdo, entre los dos para ser oficialmente enamorados, decidieron hablar con los padres de ella. Los padres de ella no aprobaron la relación de enamoramiento, aduciendo que su hija debía primero terminar sus estudios universitarios. Ud. piensa que la falta de acuerdo de los padres de la joven se debe en realidad a un defecto físico que tiene este joven y al hecho que no tiene un título universitario como ella va a tener dentro de poco. Nos pregunta si será opuesto a la voluntad de Dios que se case con ella aun cuando los padres de ella no estén de acuerdo.

Permítame comenzar señalando que el enamoramiento o noviazgo es algo en lo cual no solo interviene la voluntad de los enamorados o novios.

Un enamoramiento que agrada a Dios, debe comenzar con la aprobación de Dios. Es decir que se debe respetar los principios bíblicos para el enamoramiento y se debe orar mucho para buscar la voluntad de Dios en cuanto a ello.

Luego, es importante y necesario buscar el consejo de los ancianos o pastores de la iglesia. Estas personas han sido puestas por Dios en las iglesias locales para pastorear la grey. Es necesario por tanto pedir el consejo de ellos antes de entablar una relación de enamoramiento.

Después es necesario pedir el consejo de los padres. Tanto del joven como de la joven. Si la voluntad de Dios parece ser que la relación prosiga y no hay oposición de los ancianos o pastores y tampoco de los padres, entonces recién allí se debe iniciar la relación de enamoramiento propiamente dicha.

Usted, debe saber que si Dios quiere que Usted se case con esa joven de quien está enamorado, Dios mismo se encargará de que los ancianos o pastores apoyen la relación y que los padres tanto suyos como los de ella también apoyen la relación.

En su caso, al menos los padres de la joven no están de acuerdo con la relación. Me da la impresión que Usted se ha apresurado a comenzar la relación de enamoramiento sin contar con la aprobación previa de los padres de ella.

Esto traerá como consecuencia que la relación entre Ustedes dos no marche normalmente, porque tendrán que verse a escondidas de los padres de ella y lo peor, tendrán la conciencia manchada porque saben que están haciendo algo que no está bien del todo.

Si los ancianos o pastores o los padres, no están de acuerdo, lo menos que Ustedes dos deberían hacer es postergar la relación de enamoramiento, hasta que Dios cambie el corazón y la mente de los ancianos o de los padres para apoyar la relación de enamoramiento.

Si eso nunca pasa, entonces Ustedes ya tienen la respuesta de Dios sobre esa relación. Significará simplemente que eso no es la voluntad de Dios.

En relación con su pensamiento que los padres de la joven no aprueban la relación de enamoramiento con Usted debido al defecto físico que Usted tiene y debido a que Usted no tiene un título universitario como ella va a tener dentro de poco, le sugiero que con mucho tino y amor fraternal hable sobre eso con ellos.

Quizá pueda hacerles notar que el valor de una persona no está dado por los rasgos físicos que posea ni por los títulos que se ostente. Recuerde el dicho: El hábito no hace al monje. El valor de la persona está dado por el carácter de la persona. Si Usted cultiva su carácter en el temor de Dios y es un hombre maduro en la fe y en la virtud cristiana, Usted es un hombre de gran valía. Trate de compartir este pensamiento con los padres de la joven.

Por último quisiera referirme a su inquietud acerca de sí será la voluntad de Dios que Usted se case con ella aún en contra de la voluntad los padres de ella. Yo tengo mis reservas en cuanto a esto. La Biblia enseña a honrar a los padres por medio de la obediencia. Si la joven vive con sus padres, es imprescindible que ella les obedezca en todo, sin importar la edad que tenga.

Yo le aconsejaría que siga orando y esperando en Dios. Espere al menos hasta que la joven termine de estudiar para ver si mientras tanto el Señor cambia la mente de los padres de la joven para que apoyen la relación de enamoramiento con Usted. Ore mucho mientras tanto. Puede ser que el Señor tenga diferentes planes para Usted y para ella. Recuerde que los planes del Señor siempre serán los mejores planes. El hombre puede tener buenos planes, pero los mejores planes son siempre los del Señor.

Originally posted 2011-11-07 03:08:17. Republished by Blog Post Promoter

¿Cuando un cristiano se sale por ignorancia o por voluntad propia de la cobertura de su iglesia…


¿Cuando un cristiano se sale por ignorancia o por voluntad propia de la cobertura de su iglesia o de su pastor, puede esto considerarse como el derecho legal de Satanás para atacar a un Cristiano? ¿El salirse de la cobertura es un acto de rebeldía? ¿Si uno se sale de la cobertura, como puede uno volver a regresar a ella?

En tiempos recientes, se ha levantado una nueva enseñanza por medio de lideres que desean mantener a sus seguidores atados a ellos como esclavos atemorizados. Estos predicadores ostentan de gran gloria y conocimiento y obligan a los miembros de sus congregaciones a mantenerse sujetos a ellos, como si ellos fueran la fuente de toda bendición. Un Pastor es un “SERVIDOR” no un “AMO” de los feligreses y como servidor de Dios para el bienestar de la Iglesia debe de proteger y guiar espiritualmente a la Iglesia hacia Dios y su Palabra tal como el pastor lleva las ovejas a pastos frescos y aguas limpias (tipo de la doctrina). Un miembro debe de respetar y someterse obedientemente y sin causar problemas a su pastor pues eso es el claro mandamiento bíblico:

Hebreos 13

17 Obedeced á vuestros pastores, y sujetaos á ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como aquellos que han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no gimiendo; porque esto no os es útil.

Ahora, esto NO SIGNIFICA que los miembros no puedan rechazar, objetar, y discernir si lo que el pastor está haciendo y predicando es lo correcto delante de Dios. Los pastores tendrán que dar cuenta a Dios, no de sus seguidores o miembros de su congregación, sino de ellos mismos y de lo que hicieron. Cada persona tendrá que dar cuenta de si misma y no de otro…

Romanos 14:12

Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de sí a Dios.

Todos los cristianos son “sacerdotes” para Dios y están llamado a estar preparado en todo tiempo por medio de la Palabra para hacer bien su servicio.

Apocalipsis 1

6 Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; á él sea gloria é imperio para siempre jamás. Amén.

Apocalipsis 5

10 Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

Lo que significa que cada cual es responsible de estudiar la Biblia y comparar las enseñanzas de los lideres con lo que dice la Palabra. Un lider que obliga ó intimida a sus miembros para que se mantengan bajo su llamada “cobertura”, está actuando de forma sectarista y controlando como lo hace un dictador. El cristiano no está bajo el control de nadie, es libre, pues ha sido libertado por Dios…

Gálatas 5:1

ESTAD, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez á ser presos en el yugo de servidumbre.

Gálatas 5:13

Porque vosotros, hermanos, á libertad habéis sido llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión á la carne, sino servíos por amor los unos á los otros.

Es muy importante tener afilicación a una iglesia local y rendir cuentas a alguien (pastor, lider, maestro, consejero, etc), esto nos hace mas responsables de nuestros actos y nos mantiene en linea, pero eso no significa que aquella persona a la cual rendimos cuentas o confiamos para dirección espiritual es infalible y con dominio soberano sobre nuestras vidas, aparte del buen consejo y la disciplina impartida de acuerdo a la Biblia por razones legitimas. La cobertura del creyente viene de parte de Dios y el hecho de que un Cristiano vea necesario salir de cierta afiliación eclesiástica NO le pone bajo ningún “derecho legal” de Satanás; eso es COMPLETAMENTE FALSO. De hecho, esa es la misma táctica utilizada por las sectas como Testigos de Jehová, etc.

La cobertura de un creyente no depende de la organización o congregación a la que pertenece, ni del lider (pastor) que tenga, viene de Dios. Es Dios quien proteje al creyente y le guia en todo…

2 Tesalonicenses 3

2 Y que seamos librados de hombres importunos y malos; porque no es de todos la fe. 3 Mas fiel es el Señor, que os confirmará y guardará del mal.

1 Pedro 1

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos ha regenerado en esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 Para una herencia incorruptible, y que no puede contaminarse, ni marchitarse, reservada en los cielos 5 Para nosotros que somos guardados en la virtud de Dios por fe, para alcanzar la salud que está aparejada para ser manifestada en el postrimero tiempo.

Judas 1

24 A aquel, pues, que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros delante de su gloria irreprensibles, con grande alegría, 25 Al Dios solo sabio, nuestro Salvador, sea gloria y magnificencia, imperio y potencia, ahora y en todos los siglos. Amén.

1 Juan 5

18 Sabemos que el que ha nacido de Dios no está en pecado: Jesucristo, que nació de Dios, lo protege, y el maligno no llega a tocarlo.

No es la cobertura ofrecida ni dada por los hombres la que le mantiene lejos del diablo y libre de sus ataques sino que es la cobertura de Dios por medio de Su Espíritu Santo la que nos proteje.

¿Cómo sé que estoy realmente enamorado de alguien y que es la voluntad de Dios?.


Asumiendo que Ud. es creyente por el hecho de haber recibido a Cristo como su Salvador personal voy a proseguir adelante.

Bajo esta premisa, Ud. podría saber si está enamorado haciéndose las siguientes preguntas:

primero: ¿He orado fervientemente al Señor por una enamorada, aún antes de conocer a la chica que ahora me gusta? En el caso del creyente, el enamoramiento comienza no cuando se encuentra con una chica que es muy atractiva físicamente y su corazón late más aprisa cuando se encuentra con ella, sino cuando en la comunión íntima con el Señor en su palabra y la oración ruega a Dios por que Dios traiga a su vida la persona con quien Ud. va a compartir el resto de sus días como esposa. Ningún joven creyente debería entrar al enamoramiento sin antes haber cultivado una íntima comunión con el Señor. Me imagino que Ud. conoce a una chica que le gusta mucho. Si Ud. no ha estado en comunión con el Señor con anterioridad, y siente una atracción hacia esa chica, seguramente no es Dios quien esté poniendo esa atracción en Ud. sino sus hormonas, su instinto por tener una compañera. La base del enamoramiento no es el atractivo físico entre la pareja de enamorados, tampoco es el amor entre enamorados. La base del enamoramiento debe ser la voluntad de Dios, quien pone en el corazón de los dos el deseo de unir sus vidas en matrimonio.

Ya que hemos hablado de matrimonio, permítame una advertencia: Si no piensa casarse con aquella chica, no pierda su tiempo y su santidad enamorándose de esa chica. El enamoramiento no es un pasatiempo. El enamoramiento no es un día sí y el siguiente no. El enamoramiento guiado por el Señor es la antesala del matrimonio.

Segundo: ¿Es esa chica creyente? La Biblia es clara en manifestar que la voluntad de Dios es que un creyente se enamore y se case exclusivamente con otro creyente del sexo opuesto.

2 Corintios 6:14 dice: “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

Un enamoramiento entre un creyente y un incrédulo es contrario a la voluntad de Dios. Si la chica que a Ud. le gusta no es creyente y Ud. siente una atracción hacia ella, no es Dios quien ha puesto esa atracción en Ud. Esa atracción es fruto de su propio deseo, de su propia pasión. Si Ud. persiste en esa unión desigual, Ud. lo lamentará grandemente tarde o temprano, probablemente más temprano que tarde. Cuando alguien está en este caso, la pasión es tan fuerte que anula a la razón. El joven o la joven creyente razona más o menos de la siguiente manera. Bueno, yo soy creyente, él o ella no es. Qué buena oportunidad para guiarle en los caminos del Señor por medio de enamorarme de él o de ella. parece lógico, pero el problema está en que este razonamiento contradice la palabra de Dios cuando dice que los creyentes no deben unirse en yugo desigual con los incrédulos. Un buen fin, que es llevar a un incrédulo a los pies del Señor, no debe llevarse a cabo con un mal medio, como esto de unirse en yugo desigual con un incrédulo. El fin no justifica el medio.

Tercero: Asumamos que Ud. ha orado al Señor por una enamorada y la chica que le gusta es creyente. Entonces debería hacerse la siguiente pregunta: ¿Están mis padres, los padres de ella y los líderes de la iglesia de acuerdo con esta relación? Quizá Ud. dirá: ¿Qué tienen que ver mis padres en algo que es asunto mío? ¿Qué tienen que ver los líderes de la iglesia en mis cosas personales? Estas preguntas tienen respuesta en la palabra de Dios.

Colosenses 3:20 dice: “Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.”

Los hijos creyentes deben andar en sumisión a sus padres, aún cuando sean mayores de edad. por tanto, una decisión tan importante como aquella de enamorarse de alguien debe ser en total acuerdo con los padres tanto suyos como de la chica que a Ud. le gusta. No es prudente un enamoramiento a espaldas de los padres o peor todavía, en contra de la voluntad de los padres.

Hebreos 13:17 dice: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no es provechoso.”

Los pastores o líderes de la iglesia local donde Ud. se congrega han sido puestos por Dios como autoridades sobre la congregación. Su responsabilidad es sujetarse a ellos. Ud. por tanto está en la obligación de buscar el asesoramiento de ellos para saber si debe o no entablar una relación de enamoramiento con alguien. No desprecie a los pastores de su iglesia haciendo casas que ellos no han sido al menos informados.

Cuarto: Asumamos que tanto sus padres como los líderes de la iglesia están de acuerdo con su probable relación de enamoramiento. La pregunta que debe hacerse sería: ¿Está la chica que me gusta, dispuesta a tener una relación de enamoramiento conmigo? Ud. puede haber estado orando por una enamorada, esta chica puede ser creyente, Ud. puede haber obtenido el apoyo de sus padres y de los líderes de la iglesia local, pero eso no significa que ya es enamorado de ella, porque falta que ella dé su palabra de aceptación. para eso, yo le recomendaría que Ud. de una manera muy madura y respetuosa hable con ella para indicarle que Ud. ha estado orando por ella para que sea su enamorada y que le gustaría saber si ella está de acuerdo con eso. No cometa el error de exigir una respuesta ese mismo instante o al día siguiente o la semana siguiente, etc. Recuerde que Ud. está tratando de hacer las cosas en la voluntad de Dios y si es de Dios, Ud. no tiene por qué apresurar las cosas. pida a la chica que comience a orar por este asunto, y cuando ella esté segura que Dios ha respondido a su oración sobre este asunto, que le haga conocer. La chica entonces tendrá que seguir los mismos pasos que Ud. ha dado, es decir, debe esmerarse por tener una comunión íntima con el Señor, debe orar al Señor sobre este asunto, debe buscar la guía de la palabra de Dios, debe consultar a sus padres y a sus pastores y si todo concuerda debería hablar con Ud. para comenzar la relación de enamoramiento. Recién allí, se podría decir en honor a la verdad que Ud. sabe a ciencia cierta que está enamorado y que eso es la voluntad de Dios.

Lo que hemos sugerido no concuerda con la costumbre de enamoramiento que prevalece en el mundo. La razón es muy sencilla. El enamoramiento al estilo del mundo se fundamenta en lo físico y deja a un lado lo espiritual. Según el mundo, si a Ud. le gusta una chica, simplemente va, le habla y de frente le dice que ella le gusta y que le encantaría ser enamorado de ella. Si Ud. cae bien a la chica, ella también dirá que Ud. le gusta y eso es todo. Ya son enamorados. pero note que todo gira alrededor de lo físico, de lo que perciben los ojos, de lo material. Dios no tiene nada que ver en este plan. No es extraño que enamoramientos que comienzan así terminan mal y cuando llegan al matrimonio, la posibilidad de éxito es mínima. No juegue a la ruleta rusa. Usted conoce al Señor, deje que el Señor guíe el proceso de enamoramiento. Dios sabe lo que es mejor para Ud. y cuando permitimos que Dios maneje nuestros asuntos tenemos garantizado el éxito tanto en el enamoramiento como en el matrimonio.

Su voluntad y nada más


“Hágase la voluntad del Señor”
Hechos 21:14

¿Cuántas maneras pueden usarse hoy día para transmitir un mensaje? Muchas: faxes, teléfonos, claves, cartas, emails, radio, etc.

¿Cuáles medios emplea Dios para hacernos saber su voluntad. Varios: La Biblia, la oración, algún hermano, un vecino, alguien a quien no le caemos bien, etc.

La voluntad de Dios es la decisión del REY por medio de la cual El en su misericordia, procura ser glorificado y hacernos bien. Nuestros deseos y voluntad deben estar por debajo de Dios, no cuentan, sólo El sabe lo que nos conviene y no nosotros.

Cuando tenemos una buena relación con Dios, podemos escuchar, saber y entender cual es la voluntad, que desea el Padre que hagamos. Su voluntad y nada más que su voluntad es lo importante para seguir en este estilo de vida llamado cristianismo.

No toca a nosotros cuestionar a Dios cuando creemos que las cosas en nuestras vidas no marchan como deben. Sólo nos corresponde acatar su voluntad y nada mas.

Algo importante, todo cuanto ocurre en nuestra vida no es fruto de la casualidad o de la improvisación, todo cuanto nos ocurre es parte del Plan Divino, nada ocurre porque sí, Dios tiene un plan, Dios tiene el control no sólo de ese plan, Dios tiene el control de todo incluidas nuestras vidas.

Actuar de acuerdo a la voluntad de Dios es una forma de ajustarnos a El. Y eso es lo mejor que podemos hacer. Hoy es un buen día para comenzar buscar y hacer la voluntad de Dios.