Tan Solo Somos Administradores De Nuestra Vida

Tan Solo Somos Administradores De Nuestra Vida

No eres dueño de tu vida como te han hecho creer, por cuanto no puedes postergarla un minuto más cuando la muerte llegue, ningún conocimiento dinero o desición que tomes, te asegura que puedas vivir un día más, tan solo eres administrador de ella y tendrás que dar cuenta al creador de la vida por todo lo que hagas con ella. “¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida? (Mateo 6:27 LBA)” Estas preparado para dar cuenta a Dios por tu Vida. “Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. (Rom 6:23 LBA)”

Acepta A Jesucristo Hoy

Recibe La Salvación
Recibe La Salvación

Vida y Biblia


“Cerca de ti está la palabra”

Romanos 10:8

¿Por qué prestarle un mayor interés a las Sagradas Escrituras?. La respuesta es sencilla. Sabemos que al cruzar el semáforo mientras conducimos en tanto la luz de este se encuentra roja, violamos la ley de transito, conocemos que dar un cheque sin fondos infringe las leyes. Sabemos cuales son nuestros derechos como ciudadanos, porque la constitución del país al cual pertenecemos, nos lo enseña.

Dado el hecho de que el cristianismo es un estilo de vida y este estilo implica seguir una serie de reglas, es en la Biblia donde se encuentran esas reglas. Por cierto bien detalladas y específicas.

Para poder ser cristiano y seguir el estilo de vida que Dios ha diseñado, es en la Biblia donde podemos encontrar cuales pautas exige ese estilo. Es en el libro de los libros como reza el título de un libro, refiriéndose a la Biblia, donde encontramos los puntos a seguir. En otras palabras, la Biblia es nuestra carta magna de la fe.

¿Cómo puede alguien decir que tiene una relación con Dios y no escuchar su voz por medio de su palabra escrita?. Es imprescindible no sólo la lectura de la Biblia, sino el escudriño de ella.

Por medio de la Biblia, vemos como se ha relacionado Dios con los hombres, como les ha ayudado. Encontramos respuestas a situaciones que se presentan en este estilo de vida llamado cristianismo. En el estudio de las Sagradas Escrituras, El Espíritu Santo nos capacita para enfrentar situaciones con herramientas sabias, poderosas y sobre todo Divinas.

Hoy es un buen día para reconsiderar el estudio de la Biblia a fin de fortalecer la relación con Dios, la vida espiritual, y tener herramientas imprescindibles para triunfar en este estilo de vida llamado cristianismo.

Originally posted 2012-10-09 05:23:42. Republished by Blog Post Promoter

Borrado Del Libro De La Vida


Un hermano me hace la siguiente consulta: “Quisiera que me explique lo que el Señor dice en Apocalipsis 3:5. Yo entiendo que, cuando una persona recibe a Cristo como su Salvador, su nombre es inscrito en el libro de la vida, como dice pablo en Filipenses 4:3 o Lucas 10:20. ¿ES posible que Dios borre del libro de la vida el nombre de un creyente verdadero? ¿Cómo se relaciona esto con Apocalipsis 20:12 y 15?”.

Apocalipsis 3:5 dice: “El que venciere será vestido de vestiduras blancas y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi padre, y delante de sus ángeles.”

Este texto es parte del mensaje de Cristo a la iglesia de Sardis. Sardis significa: Los que escapan. Sardis era una iglesia compuesta mayormente de personas que decían ser creyentes, pero su estilo de vida no estaba confirmando que habían nacido de nuevo. Usted sabe que la fe genuina de una persona genuinamente salva se manifiesta en buenas obras. Se manifiesta en un odio al pecado y en un amor por la santidad. A la iglesia de Sardis le faltaba esa chispa de espiritualidad que es característica de los verdaderos creyentes. El Señor por tanto les está llamando a ser vigilantes y a afirmar las otras cosas que estaban por morir. Les exhorta a arrepentirse, porque si no, vendrá sobre ellos inesperadamente trayendo su juicio por el pecado. pero en medio de este cuadro desgarrador, había un pequeño grupo, un remanente, los que escapan, quienes no habían perdido su buen testimonio a pesar de vivir en medio de la inmundicia de los que decían que son pero en realidad no eran creyentes. Estos creyentes no habían manchado sus vestiduras con mundanalidad y anduvieron con el Señor en vestiduras blancas, porque son dignas. Es a estos a quienes el Nuevo Testamento se refiere como los vencedores, cuyas obras de justicia indicaba que eran verdaderos creyentes. También es a estos genuinos creyentes a quienes el Señor les promete no borrar sus nombres del libro de la vida. pero ¿Qué es el libro de la vida? Bueno, el libro de la vida es el libro donde han sido registrados por Dios los nombres de todos aquellos que han sido escogidos por él para salvación y quienes por tanto tienen vida eterna. Los vencedores de la iglesia de Sardis estaban registrados en este libro. Es a estas personas a quien Dios les promete entonces que sus nombres no serán borrados del libro de la vida. Esta es una manera de decir que estas personas, creyentes genuinos, nunca perderán su salvación. Esta declaración se presta a mucha mala interpretación cuando se dice: Ah, si Dios está prometiendo no borrar los nombres de los creyentes del libro de la vida, entonces debe existir la posibilidad de que por alguna razón Dios se vea obligado a borrar los nombres de algunos creyentes genuinos del libro de la vida. pero esto, es producto de la imaginación humana. Es leer entre líneas, es poner palabras en la boca de Dios cuando él no las ha dicho. Dios simplemente dice: Los verdaderos creyentes tienen sus nombres escritos en el libro de la vida y yo no los voy a borrar nunca. Es una contundente declaración de la seguridad de la salvación. Si no me cree, considere lo que dice Filipenses 4:3.

“Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.”

pablo está hablando de creyentes genuinos. Dice que los nombres de estos creyentes genuinos están en el libro de la vida. Note la conjugación del verbo estar. Está en tiempo presente, modo indicativo y voz activa. Esto significa que constantemente, por la eternidad estos nombres están en el libro de la vida. No dice sus nombres estarán en el libro de la vida siempre y cuando no pequen jamás. Tampoco dice sus nombres estarán en el libro de la vida siempre y cuando perseveren hasta el final. Nada de esto, amigo oyente. El texto dice claramente que los nombres de los verdaderos creyentes están por la eternidad en el libro de la vida. pero su consulta también tiene que ver con la relación que existe entre esto que estamos viendo y lo que dice Apocalipsis 20:12 y 15.

Apocalipsis 20:12 y 15 dice: “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios y los libros fueron abiertos, otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”

Este pasaje bíblico corresponde a lo que se llama el juicio del gran trono blanco en el cual todos los incrédulos de todas las épocas de la humanidad serán juzgados para determinar el grado de castigo en el infierno o el lago de fuego. En este pasaje bíblico se nos habla por un lado de los libros y por otro lado del libro de la vida. Ya hemos dicho que el libro de la vida es aquel en el cual están inscritos los nombres de todos los genuinos creyentes. pero ¿Qué son esos otros libros? pues son los libros donde Dios ha registrado todos y cada uno de los pecados que han cometido los incrédulos y por los cuales están siendo declarados culpables del castigo eterno en la magnitud que sus malas obras determinen. Ninguno de los que comparezcan al juicio del gran trono blanco tendrán sus nombres inscritos en el libro de la vida. El hecho de que sus nombres no estén inscritos, los condena al castigo eterno, pero el grado de condenación depende de las malas obras que hicieron mientras estaban vivos en este mundo, las cuales están registradas en los libros. Que quede claro entonces que el libro de la vida es aquel en el cual constan los nombres de todos los verdaderos creyentes. pero Dios tiene otros libros, en los cuales constan todas las obras malas que los incrédulos han realizado mientras vivían en este mundo.

¿Y qué pasa con las obras malas realizadas por los creyentes verdaderos, bien sean antes de llegar a ser creyentes y aún siendo ya creyentes?.

Buena pregunta. para responderla quisiera que leas Colosenses 2:13-14.

“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircunsición de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,”

Lo que dice este texto es que en el caso de los genuinos creyentes, la deuda de todo su pecado ha sido pagada por Cristo en la cruz. por tanto, el documento o el acta de los decretos que había contra nosotros ha sido anulada. Ya no existe. Esta es la bendición de los que hemos confiado en Cristo como Salvador. ¿Tiene su nombre inscrito en el libro de la vida? Usted puede saberlo. ¿Ha recibido a Cristo como su Salvador personal? Si lo ha hecho de corazón, sinceramente, entonces su nombre está inscrito en el libro de la vida y nunca más será borrado. pero si jamás ha recibido a Cristo como su Salvador, su nombre no está inscrito en el libro de la vida y lo único que le espera es la condenación eterna. No espere más, reciba a Cristo como su Salvador y disfrutará de la bendición de ver que su nombre está inscrito en el libro de la vida.

Vida y Biblia


“Cerca de ti está la palabra”
Romanos 10:8

¿Por qué prestarle un mayor interés a las Sagradas Escrituras?. La respuesta es sencilla. Sabemos que al cruzar el semáforo mientras conducimos en tanto la luz de este se encuentra roja, violamos la ley de transito, conocemos que dar un cheque sin fondos infringe las leyes. Sabemos cuales son nuestros derechos como ciudadanos, porque la constitución del país al cual pertenecemos, nos lo enseña.

Dado el hecho de que el cristianismo es un estilo de vida y este estilo implica seguir una serie de reglas, es en la Biblia donde se encuentran esas reglas. Por cierto bien detalladas y específicas.

Para poder ser cristiano y seguir el estilo de vida que Dios ha diseñado, es en la Biblia donde podemos encontrar cuales pautas exige ese estilo. Es en el libro de los libros como reza el título de un libro, refiriéndose a la Biblia, donde encontramos los puntos a seguir. En otras palabras, la Biblia es nuestra carta magna de la fe.

¿Cómo puede alguien decir que tiene una relación con Dios y no escuchar su voz por medio de su palabra escrita?. Es imprescindible no sólo la lectura de la Biblia, sino el escudriño de ella.

Por medio de la Biblia, vemos como se ha relacionado Dios con los hombres, como les ha ayudado. Encontramos respuestas a situaciones que se presentan en este estilo de vida llamado cristianismo. En el estudio de las Sagradas Escrituras, El Espíritu Santo nos capacita para enfrentar situaciones con herramientas sabias, poderosas y sobre todo Divinas.

Hoy es un buen día para reconsiderar el estudio de la Biblia a fin de fortalecer la relación con Dios, la vida espiritual, y tener herramientas imprescindibles para triunfar en este estilo de vida llamado cristianismo.

Vida de oración


“Oren para que no entren en tentación”
San Lucas 22:40

Podríamos decir que estamos viviendo una época mundial donde en cuanto a comunicaciones se refiere, los límites no existen. Podemos enviar comunicaciones vía fax en cuestión de segundos, recibimos transmisiones vía satélites de distintos puntos del globo terráqueo a velocidades asombrosas. La comunicación de imágenes vive una etapa no pensada hace mucho tiempo. La INTERNET a revolucionado el mundo de la comunicación. Que bueno.

Hace miles de años, Dios diseño un método, una vía por medio de la cual podemos llegar donde la tecnología no ha llegado ni llegará. Ese medio es la oración, es sólo haciendo uso de esa vía que podemos llegar sostener una efectiva conversación con Dios, y por supuesto fortalecer nuestra relación con El.

¿Por qué orar?. Una de las peculiaridades de este estilo de vida llamado cristianismo, es la oración la cual es un camino de doble vía, hablamos con Dios y recibimos respuesta de El. Incluso por medio de la oración muchas veces Dios trasmite su voluntad.

La oración es una herramienta excelente para medir nuestra confianza en Dios, para medir que tan buena es nuestra relación con Dios. La confianza hacia El Rey, esto se mide tomando en cuenta las cosas que le confiamos a Dios, nuestros verdaderos sentimientos hacia las personas que nos hacen daños, que nos ponen zancadillas, etc. La confianza en Dios se mide en la forma que somos sinceros con El cuando le comunicamos nuestras necesidades.

La oración es una herramienta vital, por medio de ella Dios fortalece la vida espiritual de quien a El se aferra, por medio de la oración Dios nos moldea a la imagen de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Por medio de la oración buscamos en Dios soluciones no sólo a nuestras situaciones, sino a los problemas de los demás.

Negarse a orar, despreciar la oración, no disfrutarla es negar misericordia a los demás y a nosotros mismos. Eso no es de personas que han adoptado el cristianismo como su estilo de vida.

Instrucciones Para la Vida


1- Dale a las personas mucho más de lo que esperan, y hazlo alegremente.
2- Apréndete de memoria tu poesía favorita.
3- No creas todo lo que escuches, ni gastes todo lo que tienes, ni duermas cuanto quieras.
4- Cuando digas “Te amo”, siéntelo y practícalo de veras.
5- Cuando digas “Lo siento” mira a la persona a los ojos.
6- Ennóviate al menos seis meses antes de casarte.
7- Cree en el amor a primera vista, pero ¡cuidado con el corazón!
Déjate llevar por el amor que te enseña a razonar para que lo puedas sentir profundamente. Léete 1 Corintios 13:4-7.
8- Nunca te rías de los sueños de los demás.
9- Ama profunda y apasionadamente. Puede herirte, pero es la única manera de vivir la vida plenamente.
10- Cuando estés en desacuerdo, lucha honestamente. No injuries.
11- No juzgues a la gente ante su familia.
12- Habla lentamente, pero piensa velozmente.
13- Cuando alguien te haga una pregunta a la que no quieres responder, sonríe y pregunta: “¿Por qué quieres saberlo?”.
14- Recuerda que los grandes amores y las grandes empresas conllevan grandes riesgos.
15- Llama a tu madre con frecuencia. Cuéntale todas tus cosas.
16- Dí “Salud” cuando alguien estornude.
17- Cuando pierdas, no olvides la lección.
18- Recuerda las tres “R”: Respeto por uno mismo, Respeto por los demás, Responsabilidad por todos tus actos.
19- No dejes que una pequeña discusión hiera una gran amistad.
20- Cuando te des cuenta de haber cometido un error, remédialo inmediatamente.
21- Sonríe cuando cojas el teléfono. Quien te llama lo sentirá en tu voz.
22- Cásate con un/a hombre/mujer con quien te guste hablar.
Cuando envejezcas, la habilidad de conversar será tan importante como cualquier otra habilidad.
23- Quédate solo de vez en cuando. Reflexiona sobre tu relación con Dios y lee la Biblia para agradarlo a El.
24- Abre tus brazos al cambio, pero no dejes escapar tus valores.
25- Recuerda que el silencio es, a veces, la mejor respuesta.
26- Lee la Palabra de Dios y mira menos la televisión.
27- Vive una vida buena y honorable. Cuando seas viejo y mires atrás, serás feliz una segunda vez.
28- Cree y confía en Dios, pero cierra con llave tu carro.
29- Una atmósfera cálida es muy importante en casa. Haz todo lo que puedas para crear una casa tranquila y armoniosa.
30- Cuando estés en desacuerdo con tus seres queridos, afronta la situación del momento. No escarbes en el pasado.
31- Lee entre líneas.
32- Comparte tu conocimiento. Es una manera de llenar la vida de los demás.
33- Sé amable con la Tierra.
34- Habla y confiésate ante Dios. Hay un poder grandisimo en poder confesarte después ante los que hayas herido.
35- No interrumpas nunca cuando te estén adulando.
36- Piensa en tus asuntos.
37- No te fíes de un/a hombre/mujer que no cierre los ojos cuando le/la beses.
38- Una vez al año ve a cualquier lugar al que no hayas ido nunca.
39- Si alguna vez haces fortuna, úsala para ayudar a los demás durante tu vida. Esta es la mayor satisfacción nacida de la riqueza.
40- Recuerda que el no conseguir lo que quieres a veces es un golpe de suerte.
41- Conoce a Jesús. Él es el que te quiere regalar la vida eterna. Puede ser tuya, si lo conoces a Él. Al cielo se entra con pala y no con mérito. Mateo 7:22, 23.
42- Recuerda que tu mejor relación es aquella en cual tu amor mutuo es más grande que tu necesidad mutua.
43- Juzga tus triunfos sopesando todo aquello a lo que has tenido que renunciar para conseguirlos.
44- Recuerda que tu carácter es tu destino. Imita a Jesús.
45- Entrégate al amor y a la cocina con despreocupación.
46- Conoce tu Creador. El te hizo como eres por alguna razón. Averigua estudiando la Biblia, no las opiniones de otros que son diferentes a ti.