Israel tomo las costumbres de los pueblos paganos


En Ezequiel 5:7 se dice que la nación de Israel no ha andado según las leyes de las naciones que están alrededor. En cambio, en Ezequiel 11:12 se dice que la nación de Israel ha hecho según las costumbres de las naciones que le rodean. ¿Cómo entender esta contradicción?

Antes de catalogar este asunto como una contradicción es necesario entender con claridad el significado de cada uno de los textos que aparentemente están en conflicto. Eso es justamente lo que pretendemos hacer.

Vamos primero a Ezequiel 5:7 donde dice: “Por tanto, así ha dicho Jehová: ¿Por haberos multiplicado más que las naciones que están alrededor de vosotros, no habéis andado en mis mandamientos, ni habéis guardado mis leyes? Ni aun según las leyes de las naciones que están alrededor de vosotros habéis andado.”

Es Jehová reprendiendo a su pueblo por medio del profeta Ezequiel. En su reprensión, Jehová está diciendo a su pueblo que en lugar de haber sido un buen testimonio para las naciones gentiles paganas, Israel había sobrepasado a estas naciones gentiles paganas en las prácticas idolátricas.

Las naciones gentiles paganas al menos solían mantener fidelidad a sus ídolos paganos, pero Israel había sido infiel con el Dios verdadero. Es en este sentido que Jehová dijo a Israel por medio de Ezequiel que ni aun según las leyes de las naciones que están alrededor de ellos habían andando.

El pueblo de Dios era más culpable que los gentiles paganos, porque los gentiles paganos no soltaban a su ídolo, en cambio Israel soltó no a un ídolo sino al único Dios verdadero. Esto es lo que tenemos aquí.

Vayamos ahora al texto que se encuentra en Ezequiel 11:12 donde dice: “Y sabréis que yo soy Jehová; porque no habéis andado en mis estatutos, ni habéis obedecido mis decretos, sino según las costumbres de las naciones que os rodean habéis hecho.”

Nuevamente tenemos aquí a Ezequiel profetizando a nombre de Jehová. La profecía fue dirigida a un grupo de hombres que aconsejaban al pueblo a construir casas en Jerusalén que como olla, según ellos protegería a los habitantes del ataque de Nabucodonosor.

El motivo del castigo inminente era por haber desobedecido los estatutos y decretos de Dios.

En lugar de obedecer la ley de Dios, estos hombres adoptaron las costumbres religiosas paganas de las naciones de alrededor. Esto fue expresamente prohibido por Dios.

Mire lo que dice Levítico 18:3 “No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos”

Israel fue advertido de adoptar las costumbres religiosas y morales de las naciones paganas de alrededor, pero eso fue justamente lo que hizo. Por eso merecía el castigo de Dios.

De modo que, Israel no hizo como las naciones gentiles paganas que no abandonan a su ídolo, Israel abandonó no a un ídolo sino al Dios verdadero. Además Israel hizo como las naciones gentiles paganas al imitar su desenfreno moral y religioso. Esto es lo que enseñan los dos versículos por Usted citados. Así que, no existe contradicción alguna.