¿ES PROHIBIDO USAR SHORT O ROPA DE BAÑO?


¿Prohíbe la Biblia que los creyentes jueguen fútbol, o practiquen cualquier otro deporte utilizando shorts, o que acudan a las playas haciendo uso de ropa de baño? Existen congregaciones evangélicas que lo prohíben y otras que lo permiten aduciendo que irse a los extremos no es bueno. Esta situación me tiene desconcertado y quisiera saber qué dice la Biblia al respecto.

La palabra de Dios, no contiene ningún mandato en el sentido de que no se debe usar short para practicar algún deporte, o ropa de baño para ir a la playa.

Si alguna iglesia evangélica prohíbe a los creyentes el uso de short o ropa de baño, será por alguna razón importante para esa iglesia evangélica, más no porque eso es lo que ordena la palabra de Dios. Recuerde que en cosas que no están legisladas clara y específicamente en la Biblia, la iglesia local tiene la facultad de establecer las normas que sean apropiadas para esa iglesia local.

A lo mejor, en el lugar donde está ubicada alguna iglesia local, es mal visto por la comunidad el que la gente use shorts o ropa de baño. Lo correcto en este caso particular sería que los creyentes que se congregan en esa iglesia local, se abstengan de usar shorts o ropa de baño para no ser de tropiezo a las personas de esa comunidad.

Es decir que no hay nada de malo en vestir short o ropa de baño. Lo malo está en vestir así, aún sabiendo que esto va a causar un grave daño a personas que piensan que los creyentes no deben vestirse así.

Es cuestión de a ejercitar el amor, cediendo nuestros derechos, para no ofender a alguna persona. De esto nos habla el apóstol Pablo en un pasaje que aunque no tiene que ver con shorts y ropa de baño, sin embargo, puede ser aplicado a este caso.

Se encuentra en 1ª Corintios 8: 8-13 que dice: “Si bien la vianda no nos hace más aceptos ante Dios; pues ni porque comamos seremos más, ni porque no comamos, seremos menos. Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles. Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil, ¿no será estimulada a comer de lo sacrificado a los ídolos? Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por quien Cristo murió. De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis. Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano”

Una aplicación de este pasaje bíblico al caso que nos incumbe diría más o menos así: Si bien el uso de shorts o ropa de baño no nos hace más aceptos ante Dios, pues ni porque usemos shorts o ropa de baño seremos más, ni porque no usemos short o ropa de baño, seremos menos. Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles. Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, jugando fútbol en short o en la playa con ropa de baño, la conciencia de aquel que es débil, ¿no será estimulada a usar short o ropa de baño? Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por quien Cristo murió. De esta manera, pues, pecando contra los hermanos o hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis. Por lo cual, si el usar shorts o ropa de baño le es a mi hermano ocasión de caer, no usaré short o ropa de baño jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.

A manera de comentario, si Ud. sabe que a nadie va a ofender usando short o ropa de baño, entonces, adelante, use short o ropa de baño porque esto en sí mismo no es ni malo ni bueno, es simplemente neutro. Insisto en que esto neutro se hace malo cuando a sabiendas ofendemos a un hermano que es débil en cuanto a esto.

No está por demás señalar que es una norma elemental de la ética cristiana el no provocar sexualmente a otros por medio de la manera como nos vestimos. Así que, si usa short o ropa de baño, Ud. debe cuidar que esta vestimenta no sea provocativa al dejar al descubierto partes íntimas de su cuerpo. Obviamente, un creyente no debería pensar siquiera en acudir a una playa nudista. Pero de aquí, a vestir un short modesto y ropa de baño decorosa, dista mucho.