NOSTRADAMUS PROFETA PENSADOR O MEDIUM

Hace Tiempo recibí una carta en donde una señorita me decía: “les escribo con el fin de comunicarles una inquietud que deseo me aclaren. De seguro conocen algo sobre el filósofo y astrólogo Nostradamus. pues toda mi vida he escuchado sus profecías, las cuales me han impresionado porque se parecen en mucho a las profecías de la Biblia en el libro de Apocalipsis. Mi inquietud es: ¿Fue Nostradamus un siervo de Dios? ¿O de Satanás? ¿De dónde viene el poder que tuvo para profetizar?.

Efectivamente, algo conocemos acerca de Nostradamus. Su nombre real fue Michel de Notre-Dame, nació en Saint Remy de provence en 1503 y murió en Salon en 1566. Este médico y astrólogo francés escribió un libro titulado Centurias Astrológicas, allá por el año 1555, libro de cuartetos que expresan predicciones muy obscuras. Fue llamado a parís por Catalina de Médicis y fue el médico de Carlos IX. Nostradamus no llegó a la fama por sus logros en el campo de la medicina, sino por sus oscuras predicciones como astrólogo. En cuanto a esto último, la Biblia tiene mucho para decir, pero comencemos por citar lo que dice Deuteronomio 29:29 “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; más las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.”

De este versículo podemos saber que existen cosas secretas y cosas reveladas. Las cosas secretas pertenecen a Dios y las cosas reveladas pertenecen a los hombre. Es Dios quien se encarga de revelar algunos de sus secretos para beneficio de los hombre. Algunas cosas reveladas por Dios tienen que ver con cosas que sucederán en el futuro. Toda la revelación de Dios en cuanto a eventos del futuro está compilado en la Biblia. Cualquier otro evento futuro que no ha sido dado a conocer a los hombres, y que por tanto no está en la Biblia, es algo que cae dentro del dominio de las cosas secretas de Dios que pertenecen solo a Dios. Es vano por tanto esforzarse para saber sobre ellas. Dios es el único que las sabe. Él sabe por ejemplo lo que va a suceder el instante siguiente en el mundo, o lo que va a suceder el segundo siguiente en el mundo, o lo que va a suceder el minuto siguiente en el mundo, o lo que va a suceder la hora, o el día o el mes o el año siguiente en el mundo. Solo Dios lo sabe. No existe otra criatura en el universo que lo sepa. Ni Satanás, ni los demonios, ni los ángeles, peor los adivinos o astrólogos, pueden saber con exactitud lo que será mañana. De modo que con respecto a Nostradamus, estamos ante básicamente dos alternativas. primero, que Dios le reveló ciertas cosas sobre eventos futuros, como sostienen algunos, o, segundo, que todo obedece a una bien montada patraña, mentalizada por él mismo o por sus ardientes defensores. Con respecto a la primera alternativa, queda descartada de plano, porque todo lo que Dios quiso revelar para el conocimiento de los hombres está en la Biblia y no queda absolutamente nada más que Dios tenga que revelar.

Apocalipsis 22:18-19 dice: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro”.

Es por esto que afirmamos que la revelación de Dios terminó. Todo lo que Dios ha querido revelar al hombre está en la Biblia. La Biblia es un libro cerrado en cuanto a más revelación por parte de Dios. Es decir que profecías de Nostradamus o cualquier otro quedan fuera de lugar. No tienen parte en la Biblia. Bueno, si no ha sido Dios quien reveló a Nostradamus lo que supuestamente él ha profetizado, entonces ¿Quién le reveló? pues puede ser su propio espíritu, es decir que escribió cosas que él mismo imaginó o cosas que venían de su propia mente. O, esto es muy real, lo que él escribió pudo haber provenido de Satanás a alguno de sus demonios. Ambas probabilidades son muy válidas. Esto nos lleva a concluir que las profecías de Nostradamos son nada más que una bien montada farsa orquestada por el mismo pseudo-profeta o por sus seguidores. No olvide que Dios aborrece la astrología y lo ha declarado así en su palabra, la Biblia.

Jeremías 10.2 dice: “Asi dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman.”

Los astrólogos buscan las señales del cielo para predecir el futuro de los incautos que caen en sus manos. pero esto es condenado por Dios en su palabra. pero déjeme hacer otro razonamiento muy importante. Ser profeta no es cosa ligera. La Biblia establece requisitos muy estrictos para los profetas.

Deuteronomio 18:20-22 dice: “El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado? Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.”

El asunto es muy sencillo. Si el profeta es un genuino profeta, todo lo que profetice se debe cumplir 100%. Si alguien dice que está profetizando algo, y lo que ha profetizado no se cumple, aun cuando sea en una mínima cosa, ese profeta es un falso profeta y debe morir. Ahora sometamos a esta prueba a este famoso astrólogo Nostradamos. Lamentablemente no es una, sino muchas de sus profecías que no se han cumplido, y las que se han cumplido han sido pura coincidencia. Yo podría profetizar que mi equipo favorito de fútbol va a ganar el próximo partido. Tengo 50% de probabilidad de acertar en mi profecía. Si mi equipo favorito de fútbol gana efectivamente el próximo partido, no es que ya me he graduado de profeta sino que simplemente acerté por casualidad. Así son muchas de las profecía de Nostradamus. Dios lo cataloga por tanto, dentro de la categoría de falso profeta. !pobre Nostradamus! Tendría que morir cantidad de veces, si todavía viviera para dar cuenta de sus errores. La última profecía fallida de Nostradamos tenía que ver con una catástrofe a nivel mundial durante 1999. La gente hablaba del fin del mundo profetizado por Nostradamos. pues 1999 pasó y el mundo no se acabó. Otro descrédito para el ya desacreditado profeta. Lo curioso es que tanta gente sigue considerándolo como un gran profeta. Es increíble. Mucha gente está más dispuesta a dar crédito a las profecías de un falso profeta como Nostradamus, pero se resiste a dar crédito a la profecía genuina y verídica de la Biblia. ¿por qué? La razón es muy sencilla amigo oyente. Se debe a que el hombre es rebelde con Dios. Busca la forma de sacar a Dios del camino y no tiene empacho en creer fábulas como las de Nostradamus con tal de dejar a un lado la palabra de Dios. Finalmente si Usted o alguien ve algún parecido entre las falsas profecías de Nostradamus y las verdaderas profecías de la Biblia, ya sabemos quien plagió a quien. La Biblia ha estado en su forma final desde finales del siglo primero mientras los escritos de Nostradamus apenas tienen unos cuatrocientos cincuenta años.