Murio Jesus Antes O Despues De La Pascua


Marcos 14:12 dice así: “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, cuando sacrificaban el cordero de la pascua, sus discípulos le dijeron: ¿Dónde quieres que vayamos a preparar para que comas la pascua?”

Esa misma noche Jesús fue traicionado. Entonces, ¿cómo pudo Jesús ser el Cordero pascual, si él no fue sacrificado sino un día después que los judíos sacrificaban el cordero pascual? Marcos 15:1 dice que el juicio que precedió a la crucifixión de Cristo tuvo lugar muy de mañana, así que tuvo que haber sido el siguiente día, es decir un día después de la pascua.

Entiendo su dilema. La Biblia declara en 1 Corintios 5:7 que Cristo es nuestra pascua, en clara alusión a que él es el Cordero de Dios que fue sacrificado por nosotros en la pascua.

Sin embargo, según sus cuentas, pareciera que Cristo no fue sacrificado en la pascua sino un día después de la pascua.

Para entender este asunto, es necesario reconocer que los judíos no contaban los días como los contamos nosotros. Para nosotros, el día comienza a las 00:00, es decir a media noche, y termina 24 horas más tarde. Nuestro día tiene seis horas de noche, seis horas de mañana, seis horas de tarde y seis horas de noche.

Pero para los judíos no es así. El día de ellos comienza a las 06:00 de la tarde, y termina a las 06:00 del día siguiente. El día judío tiene 12 horas de noche, seis horas de mañana y seis horas de tarde. El final del día judío no es entonces la noche sino la tarde.

Muy bien, la Biblia dice que el cordero de la pascua se debía sacrificar el 14 del mes de Nisán. El 14 del mes de Nisán en el año que murió Cristo, cayó un Miércoles, el cual comenzó a la puesta del sol. Esa noche se celebró la última cena.

Pero el cordero pascual no debía sacrificarse sino la siguiente tarde, que vendría a ser el final del 14 de Nisán, antes que el sol se ponga, indicando el comienzo del 15 de Nisán. Éxodo 12:6 dice: “Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes.”

Entre las dos tardes, significa antes que se ponga el sol en el día 14 de Nisán.

Según Josefo, era costumbre del pueblo judío sacrificar el cordero pascual a las tres de la tarde del día que caía 14 de Nisán. Note que los judíos sacrificaban el cordero pascual como a las tres de la tarde del 14 del mes de Nisán, luego asaban el cordero y lo comían a la noche, es decir después que se había puesto el sol, que vendría a ser ya el 15 de Nisán.

El 15 de Nisán era el primer día de los panes sin levadura. El primer día, es decir el 15 de Nisán se hacía santa convocación y asimismo el séptimo día, el 21 de Nisán. Eran días de reposo de gran solemnidad. Juan por tanto dice que cuando Jesús estaba en la cruz, era la preparación de la pascua, cuando se sacrificaba el cordero pascual.

Observe lo que tenemos en Juan19:31 “Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrase las piernas, y fuesen quitados de allí”

A Jesús no fue necesario quebrarle las piernas porque a las tres de la tarde, justo cuando se sacrificaba el cordero pascual, Jesús entregó el espíritu y de esa manera se sacrificó como nuestra pascua. En el año 32, cuando Cristo fue crucificado, el día de reposo de gran solemnidad, o el primer día de los panes sin levadura, o el 15 de Nisán, comenzó la noche del Jueves hasta la noche del Viernes.

Allí comenzó el día de reposo normal, el séptimo día de la semana, desde la noche del Viernes hasta la noche del Sábado, de modo que las mujeres no pudieron haber ido a la tumba de Cristo sino solo la mañana del Domingo.

La última cena tuvo lugar antes de la fiesta de la pascua. Note lo que dice Juan 13:1-2 “Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase”

Esto ocurrió al inicio del 14 de Nisán, después que se puso el sol. El cordero pascual debería haberse sacrificado la siguiente tarde, al final del día 14 de Nisán y debería haberse comido las primeras horas del 14 de Nisán. Pero Jesús no participó en esto, porque fue traicionado justo después de la última cena, llevado ante los principales sacerdotes, luego muy temprano a la mañana del 14 de Nisán fue llevado ante Pilato y finalmente fue crucificado y entregó su espíritu a las tres de la tarde, es decir al final del 14 de Nisán para cumplir con las Escrituras como el verdadero Cordero pascual.

En la mañana del 14 de Nisán, después de la última cena, ningún judío, ni siquiera Jesús o sus discípulos, habían comido el cordero pascual, porque el cordero pascual recién se debía sacrificar ese día a las tres de la tarde, a la misma hora que Jesús entregó el espíritu en la cruz.

Por esto Juan 18:28 dice que cuando los judíos llevaron a Jesús ante Pilato, no entraron en el pretorio para no contaminarse y así poder comer la pascua. Es decir que hasta la mañana del día que fue crucificado Cristo, ningún judío había comido todavía el cordero pascual. Lo habrán comido la noche que murió Cristo en la cruz. Espero que esta respuesta, un tanto técnica pero importante, haya demostrado que Jesús en realidad es nuestra pascua.

Originally posted 2012-08-04 06:08:10. Republished by Blog Post Promoter

MURIO ENOC O NO MURIO

Romanos 5:14 dice que reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, pero Hebreos 11:5 dice que Enoc, quien vivió en ese periodo, no murió. ¿Por qué no murió si la muerte reinó desde Adán hasta Moisés?

Gracias por su consulta. Demos lectura al pasaje bíblico que se encuentra en Romanos 5:12-14 donde dice: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la trasgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.”

Lo que este pasaje bíblico está diciendo en esencia es que después que Adán pecó, él y sus descendientes solo pudieron engendrar pecadores. Esto para corregir la equivocada noción que los pecadores son solamente los que han quebrantado la ley que Dios entregó a su pueblo mediante Moisés.

Por esto la Biblia enseña que todo ser humano es pecador. Más adelante, en el mismo pasaje, Pablo se encargará de mostrar que así como por la desobediencia de uno se hundió a todos sus descendientes en el pecado, por la justicia de uno, vino a todos los hombres la justificación de vida.

Note lo que dice Romanos 5:18-19 “Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.”

Adán pecó, Adán murió y pasó la muerte a todos los hombres. Cristo, por contraste, vivió justamente, venció la muerte y pasó la vida a todos los que creen en él como Salvador.

Ahora consideremos el asunto de Enoc. Usted tiene toda la razón en cuanto a que Enoc vivió en el periodo entre Adán y Moisés, es decir antes que la ley de Moisés esté en vigencia. Pero ya quedó claro que el hombre no es pecador porque viola la ley de Moisés sino porque su naturaleza es pecaminosa y esa naturaleza pecaminosa tuvo su origen en Adán.

A todas luces entonces, Enoc fue pecador y por ser pecador estaba sujeto a la muerte. Pero con Enoc sucedió algo que no es común en todos los pecadores. Note lo que dice Génesis 5:22 “Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas”

La época en la que vivió Enoc fue un tiempo de total decadencia espiritual. Génesis 6:5 dice al respecto: “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”

Pero a pesar de vivir en un mundo sumido en el fango de pecado, la Biblia declara que Enoc caminó con Dios. Interesante esta afirmación. Dios no camina con hombres entregados a cometer pecado. Entonces podemos decir perfectamente que Enoc debió haber sido un hombre transformado de pecador condenado a pecador redimido. Enoc debe haber reconocido que es pecador y que está en camino a su condenación y debe haber confesado su pecado a Dios y debe haber buscado perdón para su pecado en Dios.

Enoc fue ciertamente un hombre de fe. Su fe era una fe viva. Lo sabemos porque dice la Escritura que Enoc caminó con Dios. Esto significa que Enoc vivió un estilo de vida conforme a las demandas de Dios. No es extraño que haya sucedido lo que relata la Biblia cuando afirma que Enoc desapareció porque le llevó Dios. Enoc no tuvo que saborear la muerte como los demás contemporáneos suyos. Enoc es un vencedor de la muerte.

Todo fue por fe. Esto es lo que registra en forma magistral el autor del libro de Hebreos cuando en Hebreos 11:5 dice: “Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios”

Enoc tuvo victoria sobre el reino de la muerte, por la fe y por eso no padeció la muerte. En este sentido Enoc es un símbolo o un tipo de los creyentes que estarán vivos cuando venga Jesucristo en las nubes para llevar a su iglesia en lo que se llama el Rapto o el Arrebatamiento.

Estos creyentes también, como Enoc, serán transpuestos al cielo sin pasar por la muerte. Esto, como resultado de su fe en Cristo, la misma fe que tuvo Enoc, la cual le permitió caminar con Dios. Sí, todos los descendientes de Adán son pecadores y esclavos del reino de la muerte.

Pero algunos de ellos han logrado su libertad del dominio de la muerte, por la fe en Cristo, por medio de quien son vencedores de la muerte. Enoc fue uno de ellos. Elías fue otro. Los creyentes que estén vivos cuando Jesucristo venga a arrebatar a su iglesia son otros. Los creyentes que tengan que pasar por la muerte, también son vencedores de la muerte, porque al igual que Jesucristo, a ellos también les espera la resurrección gloriosa.

Originally posted 2011-11-07 03:43:25. Republished by Blog Post Promoter