La Salvación Es Por Fe

La Salvación Es Por Fe

La salvacion es por fe, Fe que aceptas al renunciar a ti mismo, a tu placeres egoistas, a tu avaricia, a los ídolos, a los deseos de este mundo, a la autocomplacencia, a la ambición, a la fama, al desenfreno de tus conscupiscencias, al decidir no ser mas practicante del pecado… esa es la misma fe que te permite reconocer que eres pecador y que renuncias a todo “Un sacrificio vivo” para que Jesucristo limpie tu vida y te dé su Salvación. No retardes tu desición; Mañana puede ser demasiado tarde.

Acepta a Jesucristo Hoy

Salvación Por Fe
Salvación Por Fe

Que Dice La Biblia – El Aborto

Que Dice La Biblia – El Aborto

Isaías 49:1-5 1 Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria. 2 Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba; 3 y me dijo: Mi siervo eres, oh Israel, porque en ti me gloriaré. 4 Pero yo dije: Por demás he trabajado, en vano y sin provecho he consumido mis fuerzas; pero mi causa está delante de Jehová, y mi recompensa con mi Dios. 5 Ahora pues, dice Jehová, el que me formó desde el vientre para ser su siervo, para hacer volver a él a Jacob y para congregarle a Israel (porque estimado seré en los ojos de Jehová, y el Dios mío será mi fuerza);
Jeremias 1:5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.
Salmos 139:13-16 13 Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. 14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. 15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.

El Verdadero Cristianismo

El Verdadero Cristianismo

Si eres cristiano/a es porque has aceptado que Cristo murió por tí, por lo tanto ya no vives tú, sino vive Cristo en tí y no puedes vivir bajo tus propios deseos humanos, debes morir a ellos por medio de la lectura y obediencia de la palabra de Dios, La Oración y la búsqueda constante de su perfecta voluntad, dirigiéndote por la senda que aún sigue siendo angosta que es Cristo Jesús . Si te dejas llevar por tus deseos y pasiones sin importar lo que Dios piense de tí, no eres cristiano/a, nunca has conocido a Dios y estás en peligro, porque un alma sin Dios ya está condenada. Aún Estás a tiempo de volverte a Dios (Eclesiastés 9:4),

No menosprecies su llamado,  Acepta a Jesucristo Hoy

la-salvacion

Una Realidad Innegable Para La Humanidad

Una Realidad Innegable Para La Humanidad

Aunque no creas en Dios, Confíes en tus filosofías, tus pensamientos, tu religión, tus fuerzas, tu dinero, tus títulos académicos, o en cualquier otra cosa que te aleje de Su presencia, Igual tendrás que dar cuenta a Dios de todos tus actos porque eres pecador/a, y tu salvación solo dependerá de si recibiste o no el sacrificio de Jesucristo en tu vida, el cual se evidencia por una vida santa, Apartada del mundo y agradable a El, por medio de la obediencia a su palabra.

Quieres ser salvo/a? Acepta a Jesucristo Hoy.

acepta-a-cristo

No Puedo Cantar Y Lloro En El Mensaje


Cuanto asisto a los cultos en mi iglesia no puedo cantar y cuando oigo el mensaje me dan ganas de llorar. Esto no me deja trabajar para mi Padre. ¿Qué me aconseja?

No sé si cuando Ud. dice que no puede cantar, se está refiriendo a cantar solo o acompañado delante de la congregación. Si este fuera el caso, yo no me preocuparía en absoluto. Le cuento un secreto: Yo tampoco puedo cantar solo o acompañado delante de la congregación. Si llegara a hacerlo, me temo que los hermanos no regresarían nunca más al culto. A veces me han dicho que debería cantar al final del culto para asegurarse que todos se vayan rápido a sus casas.

Pero eso no me afecta, ¿Sabe por qué? Porque yo se que Dios no me ha dado el talento para cantar. Por eso no canto solo ni acompañado delante de la congregación, pero en cambio Dios me ha dado otros dones, y en eso procuro ser y hacer lo mejor para la gloria de Dios.

Así que me tiene sin cuidado eso de no poder ser como un Steve Green o un Marco Barrientos o un Norberto Jiménez o cualquier otro siervo del Señor que ha recibido el talento para cantar solo.

Pero en lo que si me gozo es en cantar en compañía de la congregación. Aunque sea con mi voz desafinada me uno a los demás en la alabanza y me olvido que a lo mejor tengo alguien junto a mí, que normalmente es mi esposa, sufriendo de dolor de oído por los ruidos raros que salen de mi boca. Qué bueno es alabar al Señor en comunión con los hermanos. Pero a lo mejor cuando Ud. dice que no puede cantar, se refiere a no poder cantar en unión con los demás hermanos de la congregación. Si ese fuera el caso, sería importante saber el motivo para ello.

¿Es quizá porque no sabe la letra de los himnos que cantan en la iglesia? ¿O quizá porque Ud. no tiene un himnario? ¿O a lo mejor le da vergüenza cantar porque piensa que no tiene una buena voz?

Yo le recomiendo que averigüe la razón para no poder cantar y en base a ello busque una solución a su problema. Recuerde que la alabanza al Señor debe ser algo natural al creyente. Es como la respiración al ser humano. Solo los muertos no respiran y también solo los muertos espiritualmente hablando no alaban al Señor. Al alabar al Señor, no se preocupe de que a lo mejor tiene mala voz, o le cuesta seguir la música de algún instrumento. Procure hacer lo mejor para el Señor y eso será bien recibido por el Señor.

Pero Ud. también dice en su consulta que cuando oye el mensaje le dan ganas de llorar. Bueno, espero que sea porque el mensajero y el mensaje son excelentes. Porque a decir verdad, yo también he tenido ganas de llorar oyendo algunos mensajes, pero no por ser excelentes, sino porque el mensajero no se ha preparado adecuadamente y por la improvisación está ofendiendo a Dios y a la congregación.

Los mensajeros debemos prepararnos lo mejor posible para no hacer llorar a nadie con la falta de preparación. Asumiendo que sus ganas de llorar se deben a que Dios toca su corazón por medio del mensajero, yo le felicito por ello. Ojalá muchos más tuvieran su misma actitud. Lo único que faltaría decirle es que no permita que todo quede solo en la emoción del momento y no afecte su vida y su conducta.

En otras palabras no sea un oyente olvidadizo. Recuerde la amonestación de Santiago en Santiago 1:22 que dice: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”

Así que, está bien que deje rodar lágrimas cuando escucha un buen mensaje, pero no se quede allí. Haga lo que Dios le ha dicho por medio de la palabra predicada. Así estará creciendo en gracia y capacitándose para trabajar para el Señor.