MANASES Y SU HIJO JOSIAS

¿Por qué Dios permitió en la época de los reyes de Israel, que algunos de ellos, caso de Manasés, hijo de Ezequías, viviese tanto tiempo, creo que cerca de 20 años, durante los cuales llevó a Israel a la idolatría y a la rebeldía contra Dios, causándole tanta ira, que aun cuando Josías encuentra el libro de la ley y rectifica su caminar, Dios le dice que aun se encuentra airado por todas las desviaciones de Manasés? Bien pudo Dios disminuir sus días como lo hizo con su padre Ezequías.

Bueno, en relación a su inquietud, debemos señalar, que efectivamente Manasés fue el peor de los reyes de Judá y también fue el que más tiempo reinó sobre Judá.

La Biblia relata que entre las muchas maldades que cometió Manasés, están por ejemplo el edificar lugares de adoración para ídolos paganos, el dedicarse a la astrología, el consultar el horóscopo, el sacrificar a su propio hijo en adoración a algún ídolo pagano, el consultar a los brujos y adivinos, el llevar la imagen de un ídolo pagano al mismísimo templo de Jerusalén, etc.

La tradición judía afirma que fue Manasés quien ordenó que aserraran al profeta Isaías. Manases comenzó su reinado a los doce años, y reinó sobre Judá nada más y nada menos que cincuenta y cinco años, aunque los diez primeros años gobernó conjuntamente con su padre Ezequías.

Fue un nieto de Manasés, quien se llamó Josías, el que introdujo muchas reformas morales y espirituales en Judá, pero aún esto no fue suficiente para aplacar la ira de Dios en contra de Judá.

La pregunta es: ¿Por qué Dios permitió que un gobernante tan malvado como Manasés gobierne por tanto tiempo, sabiendo que bajo su gobierno la fibra moral y espiritual de la nación se estaba corrompiendo tanto?

Es difícil encontrar una respuesta fácil a su inquietud. Todo cae dentro de los planes soberanos de Dios para su pueblo, conforme a su propósito divino para la humanidad. Es lo mismo que si dijéramos: ¿Por qué Dios creó al ángel que llegó a ser Satanás, sabiendo que algún día iba a rebelarse contra él e iba a ser arrojado del cielo y sabiendo que iba a ser un elemento importante en la entrada del pecado en el mundo?

Yo no tengo una respuesta para esto. Solo Dios sabe por qué y para qué lo hizo. En todo caso, la maldad de Judá llegó a su clímax bajo el gobierno de Manasés y eso provocó el castigo de Dios a la nación de Judá.

2ª Reyes 24:1-4 dice: “En su tiempo subió en campaña Nabucodonosor rey de Babilonia. Joacim vino a ser su siervo por tres años, pero luego volvió y se rebeló contra él. Pero Jehová envió contra Joacim tropas de caldeos, tropas de sirios, tropas de moabitas y tropas de amonitas, los cuales envió contra Judá para que la destruyesen, conforme a la palabra de Jehová que había hablado por sus siervos los profetas. Ciertamente vino esto contra Judá por mandato de Jehová, para quitarla de su presencia, por los pecados de Manasés, y por todo lo que él hizo; asimismo por la sangre inocente que derramó, pues llenó a Jerusalén de sangre inocente; Jehová por tanto, no quiso perdonar.”

Este fue el desenlace final de Judá. Manasés fue la gota que hizo derramar el vaso de la ira de Dios contra la nación de Judá. Dios lo permitió conforme a sus soberanos designios.