Cuantos hijos tuvo Abraham


Hebreos 11:17 dice que Isaac, hijo de Abraham fue su unigénito, pero Gálatas 4:22 dice que Abraham tuvo dos hijos. ¿Por qué la contradicción? ¿Cuántos hijos mismo tuvo Abraham?

Vayamos primero a la segunda parte de su consulta. ¿Cuántos hijos tuvo Abraham? Bueno, Abram se casó con Sarai. Más tarde, se cambió el nombre de Abram a Abraham y Sarai a Sara.

Según Génesis 12:2, cuando Abram tenía 75 años de edad, Dios le prometió hacer de él una nación grande. Para eso, Abram necesitaba tener al menos un hijo. Fue así como según Génesis 15:4 Dios prometió a Abram un hijo. 10 años más tarde de la promesa hecha a Abram de hacer de él una nación grande, cuando Abram tenía 85 años, Saraí su esposa comenzó a preocuparse mucho porque no quedaba embarazada. En su desesperación sugirió a su esposo Abram que se acueste con la sierva llamada Agar, para levantar en ella descendencia. La típica forma humana de dar una mano a Dios, lo cual normalmente resulta en terribles consecuencias.

Si Usted pudiera preguntar a Abram y Sarai lo que sucedió después, ni se imagina lo que oiría de ellos. La consecuencia fue tan horrorosa que hasta ahora lamentamos por ello.

En todo caso, según Génesis 16:16, cuando Abram tenía 86 años, nació el hijo de la sierva Agar, cuyo nombre fue Ismael. Pero a pesar de la infidelidad del hombre, Dios permanece fiel. Dios no puede faltar a sus promesas. Según Génesis 17:1, cuando Abram tenía 99 años, Dios cumplió su promesa y su esposa Saraí quedó embarazada.

Fue aquí cuando Dios cambió el nombre de Abram a Abraham y Sarai a Sara. Cuando Abraham tenía 100 años le nació el hijo de la promesa y fue llamado Isaac. Unos treinta y siete años más tarde, murió Sara y posteriormente el viudo Abraham tomó otra mujer cuyo nombre era Cetura. De esta mujer, según Génesis 25:2, Abraham tuvo seis hijos. Sus nombres fueron Zimram, Jocsan, Medán, Madian, Isbac y Súa.

Si hacemos cuentas, Abraham tuvo en total ocho hijos. Uno con su esposa Sara, según la promesa de Dios y siete con otras dos mujeres, Agar la esclava y Cetura a quien tomó cuando quedó viudo.

Un dato interesante en este recuento es lo que tenemos en Génesis 25:5-6 donde dice: “Y Abraham dio todo cuanto tenía a Isaac. Pero a los hijos de sus concubinas dio Abraham dones, y los envió lejos de Isaac su hijo, mientras él vivía, hacia el oriente, a la tierra oriental”

Esto nos debe hacer pensar que en la mente de Abraham había un solo hijo, el de la promesa. Los demás, fueron una especie de consecuencia de errores que Abraham cometió en la vida. Ciertamente eran hijos, y Abraham asumió sus responsabilidades hacia ellos, pero había uno solo que se distinguía entre ellos.

Con esto en mente, lo cual responde la segunda parte de su consulta, vamos a la primera parte de la misma. Leamos el texto en Hebreos 11:17 donde dice: “Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía a su unigénito”

Bueno, el problema viene cuando entendemos que unigénito significa “único nacido”, pero no es así. Bíblicamente hablando, unigénito, además de único nacido, también significa único en calidad, o único en categoría. Por el hecho que Isaac fue el hijo prometido por Dios a Abraham, él es el hijo unigénito de Abraham. Abraham lo entendió así cuando según Génesis 25:5-6 dio todo lo que tenía a Isaac su hijo unigénito, pero a los hijos de sus concubinas les dio solamente dones y les envió lejos de su hijo unigénito Isaac.

Vamos ahora a considerar la otra cita mencionada por Usted. Se encuentra en Gálatas 4:22 donde dice: “Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre”

Para ilustrar su punto, el apóstol Pablo está tomando la situación de Abraham cuando vivía con su esposa Sara. En estas condiciones, Abraham tuvo solamente dos hijos, Ismael, el hijo de la esclava Agar e Isaac, el hijo de la libre, Sara.

Recuerde que los otros hijos que Abraham tuvo con Cetura, nacieron después que Sara había muerto. En otras palabras, este texto no está hablando del total número de hijos de Abraham, sino solamente de los dos que vinieron al mundo mientras Sara todavía estaba viva. Esto fue una hermosa ilustración de lo que es ser esclavos en la ley y libres en la gracia.

Originally posted 2012-01-14 01:34:43. Republished by Blog Post Promoter

CUANTOS HIJOS SE DEBE TENER

¿Es pecado tener muchos hijos? ¿Cuántos hijos se debe tener? ¿Uno, o dos o más?

La Biblia, no establece ni número máximo de hijos que puede tener una pareja, ni número mínimo de hijos que debe tener una pareja. Cuando algo así se da en la Biblia, esto significa que los creyentes tenemos plena libertad para escoger lo que se adapte a nuestras particulares circunstancias.

En el caso del número de hijos, esto significaría que la pareja está en libertad de buscar la dirección de Dios para saber cuántos hijos van a tener. Con esto, no estamos de ninguna manera insinuando que las parejas pueden traer al mundo el mayor número de hijos que puedan. Los hijos en una pareja creyente deben ser el resultado de una cuidadosa planificación bajo la dirección soberana del Espíritu Santo.

Esto significa que en oración y en unidad de criterio dentro de la pareja se debe determinar los hijos que van a tener y se debe determinar cuándo van a traer al mundo esos hijos. Si no se hace algo así, a lo mejor se está cayendo en el error de traer criaturas al mundo para luego descuidar sus necesidades por falta de recursos económicos para atenderlas. Esto si se consideraría un pecado, porque es falta de responsabilidad por parte de los padres.

Mire lo que 1ª Timoteo 5:8 dice: “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”

Los padres tienen la responsabilidad de satisfacer las necesidades materiales de sus hijos, pero si debido a un número elevado de hijos, producto de la falta de planificación familiar, los padres no están satisfaciendo las necesidades materiales de ellos, dice Pablo que estos padres han negado la fe y son peores que un incrédulo. Esto significa que están haciendo algo que es contrario a lo que dice la Palabra de Dios y algo que aún los incrédulos cumplen, porque efectivamente la mayoría de los padres incrédulos se cuidan de no traer demasiados hijos al mundo porque saben que no podrán mantenerlos apropiadamente.

Es por tanto un pecado el ser irresponsables trayendo el mayor número posible de hijos para después arrojarlos a la miseria. Dicho esto, la Biblia no determina el número de hijos que la pareja debe tener. Eso es cuestión muy personal de cada pareja en particular. Quizá para una pareja lo ideal es tener un solo hijo, pero a lo mejor para otra pareja lo ideal es tener dos hijos, o quizá para otra pareja lo ideal es tener tres hijos y quien puede pensar que sea malo que para una pareja joven, con buenos ingresos económicos, a lo mejor lo ideal es tener cuatro o cinco hijos.

Todo depende de como Dios guíe y de la situación particular de cada pareja. Hoy en día vivimos en tiempos difíciles. Los medios económicos no siempre son suficientes y sería absurdo hacerse de muchos hijos en estas condiciones. En realidad, antes de traer un hijo o una hija al mundo sería muy recomendable hacer un análisis de la situación presente y un examen de la voluntad de Dios y si las dos cosas apuntan a que es prudente hacerlo, entonces adelante, a buscar familia.

No tentemos a Dios pensando que podemos tener los hijos que vengan porque Dios nos va a proveer para atender sus necesidades. Dios también nos ha dado discernimiento para entender su voluntad sobre este asunto y no nos pongamos la soga al cuello sin necesidad. He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre, dice el Salmo 127, pero esto no significa que las mamás deben dar a luz cada año después de que se han casado. Es necesario ejercitar prudencia en dependencia del Señor.