La Preparacion espiritual


“Enteramente preparado para toda buena obra”

2Timoteo 3:17

Todo estilo de vida conlleva en sí una especie de preparación, la cual inicia desde el momento mismo de la concepción. Al nacer un bebé, las circunstancias que le rodean contribuyen a lo que será su adaptación al medio de vida en el cual se desarrollará.

El entorno que rodea a una criatura, es vital para su desarrollo, social, educativo, intelectual, y por supuesto el desarrollo espiritual. Independientemente al estatus social que ostentemos, es necesario estar claros que necesitamos una preparación espiritual.

En el caso específico de los creyentes, se hace necesario crear conciencia de que el cristianismos no es un mero movimiento filosófico, religioso o un movimiento dogmático de tiempos pasados y presentes. El cristianismo en su esencia es mucho más de lo antes citado, el cristianismo en la practica, es nada mas y nada menos que un estilo de vida. El cristianismo es un estilo de vida el cual bien llevado puede contagiar a individuos, a grupos y a la sociedad misma.

Se hace imprescindible que cada individuo decidido a seguir ese estilo de vida se prepare para asumirlo. Y la única preparación posible para poder llevar a la practica ese sistema de vida es una adecuada preparación espiritual. Sin esta, aquella persona que quiera llevar a efecto esta vida llamada cristianismo, tendría a su favor todas las opciones de acarrear un cristianismo mediocre, cojo y nada apetecible ante los de Dios. Como consecuencia de ello, difícilmente afectaría de forma positiva a quienes le rodean.

Para poder llevar este estilo de vida llamado cristianismo necesitamos crecer en el espíritu, de lo contrario nuestro éxito sería fracaso.

Hoy es un buen día para meditar en lo antes dicho.

Originally posted 2012-12-04 06:13:34. Republished by Blog Post Promoter

Accede Hoy A Los Numeros de Emergencia Espiritual hoy


Cuando estás Temeroso – Juan 14
Cuando estás Caido – Salmos 27
Cuando hayas Pecado – Salmos 51
C uando estás Preocupado – Mateo 6:19-33
C uando estás en Peligro – Salmo 91
C uando quieras ser Feliz – Colosenses. 3:1-17
Cuando no entiendas tus Pruebas llama a – Romanos 8:28
Cuando te sientas desmayar – Romanos 8:31-37
Cuando quieras Descansar – Mateo 11:25-30
Cuando necesites Paz – Isaías 26:3
Cuando necesites victoria – Primera de Juan 5:1-7
Cuando necesites aliento – Salmos 23
Cuando necesites gozo – Salmos 16
Cuando necesites Valor – Josue 1
Cuando estás Deprimido – Salmos 27
Cuando te sientas vacio – Salmos 37
Cuando quieras el exito – Josue 1:8
Cuando estás desanimado – Salmos 126

Numeros Alternativos:

Para el Temor – Salmos 34:7
Para Segurida – Salmos 121:3
Para Confianza – Mateo 28:20
Para Sanidad – Isaías 53
Para Perdon – Romanos 5:1

Preparacion espiritual


“Enteramente preparado para toda buena obra”

2Timoteo 3:17

Todo estilo de vida conlleva en sí una especie de preparación, la cual inicia desde el momento mismo de la concepción. Al nacer un bebé, las circunstancias que le rodean contribuyen a lo que será su adaptación al medio de vida en el cual se desarrollará.

El entorno que rodea a una criatura, es vital para su desarrollo, social, educativo, intelectual, y por supuesto el desarrollo espiritual. Independientemente al estatus social que ostentemos, es necesario estar claros que necesitamos una preparación espiritual.

En el caso específico de los creyentes, se hace necesario crear conciencia de que el cristianismos no es un mero movimiento filosófico, religioso o un movimiento dogmático de tiempos pasados y presentes. El cristianismo en su esencia es mucho más de lo antes citado, el cristianismo en la practica, es nada mas y nada menos que un estilo de vida. El cristianismo es un estilo de vida el cual bien llevado puede contagiar a individuos, a grupos y a la sociedad misma.

Se hace imprescindible que cada individuo decidido a seguir ese estilo de vida se prepare para asumirlo. Y la única preparación posible para poder llevar a la practica ese sistema de vida es una adecuada preparación espiritual. Sin esta, aquella persona que quiera llevar a efecto esta vida llamada cristianismo, tendría a su favor todas las opciones de acarrear un cristianismo mediocre, cojo y nada apetecible ante los de Dios. Como consecuencia de ello, difícilmente afectaría de forma positiva a quienes le rodean.

Para poder llevar este estilo de vida llamado cristianismo necesitamos crecer en el espíritu, de lo contrario nuestro éxito sería fracaso.

Hoy es un buen día para meditar en lo antes dicho.