El Relativo Valor del Dinero


Con el dinero se puede comprar:

Lujos, pero no felicidad.
Diversión, pero no gozo.
Comida, pero no apetito.
Medicina, pero no salud.
Libros, pero no sabiduría.
Aduladores, pero no amistad.
Una casa, pero no un hogar.
Una cama, pero no descanso.
Una tumba, pero no el cielo.

Riquezas pasajeras, pero no el tesoro de vida eterna: Jesucristo Nuestro Señor

Decía un amigo que si los sueños dependen del dinero es porque son muy baratos.

Sin duda alguna nunca debemos preocuparnos en exceso y desvelarnos por el dinero, pues las cosas realmente importantes no se pueden comprar con él.