Que Dice La Biblia – El Adulterio

Que Dice La Biblia – El Adulterio

1Corintios 6:13-18 13 Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo. 14 Y Dios, que levantó al Señor, también a nosotros nos levantará con su poder. 15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo. 16 ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. 17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él. 18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
1Tesalonisenses 4:3-7 3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; 6 que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. 7 Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.
Exodo 20:14 No cometerás adulterio.
Mateo 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.
Romanos 13:13-14 13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

El Verdadero Cristianismo

El Verdadero Cristianismo

Si eres cristiano/a es porque has aceptado que Cristo murió por tí, por lo tanto ya no vives tú, sino vive Cristo en tí y no puedes vivir bajo tus propios deseos humanos, debes morir a ellos por medio de la lectura y obediencia de la palabra de Dios, La Oración y la búsqueda constante de su perfecta voluntad, dirigiéndote por la senda que aún sigue siendo angosta que es Cristo Jesús . Si te dejas llevar por tus deseos y pasiones sin importar lo que Dios piense de tí, no eres cristiano/a, nunca has conocido a Dios y estás en peligro, porque un alma sin Dios ya está condenada. Aún Estás a tiempo de volverte a Dios (Eclesiastés 9:4),

No menosprecies su llamado,  Acepta a Jesucristo Hoy

la-salvacion

HAY DIFERENCIA ENTRE CREYENTE Y CRISTIANO

¿Por qué Usted utiliza el término creyente cuando se refiere a un cristiano? ¿Cuál es la diferencia entre un creyente y un cristiano?

Efectivamente, yo, personalmente, he escogido el término creyente, e inclusive añadiendo el calificativo verdadero, para referirme a los cristianos verdaderos.

La razón es muy sencilla. Lo que pasa es que nuestra amada Latinoamérica, está llena de cristianos, pero cuando uno se pone a analizar su condición espiritual, llega a la conclusión que de cristianos no tienen absolutamente nada, aparte del nombre, por supuesto.

Ser cristiano en Latinoamérica, ha llegado a ser un sinónimo de ser una persona. Con contadas excepciones, si Usted pregunta a una persona en cualquier país de América Latina, y en cualquier ciudad de ese país ¿Es Usted cristiano? Le mirará con una cara de sorpresa, como diciendo: Qué raro es este hombre y más rara su pregunta. ¿Qué? ¿No me ve? ¿Acaso piensa que soy un animal?

Mucha gente da por sentado que es cristiano, porque es miembro de alguna religión que tiene algo que ver con Cristo o porque sus ancestros son cristianos.

Piensan que ser cristiano es cuestión de nacer de padres cristianos. Es decir existe una tremenda confusión en cuando al significado de la palabra cristiano. Por eso, para establecer una diferencia, es que yo, personalmente, he adoptado el término creyente verdadero para hablar de una persona realmente cristiana.

Ahora la gran pregunta sería: ¿Cuál es entonces el significado correcto de la palabra cristiano? Para responder esta consulta, es necesario recurrir a la primera vez que se usa esta palabra en el Nuevo Testamento.

Incidentalmente, la palabra cristiano aparece solamente tres veces en el Nuevo Testamento, en Hechos 11:26, en Hechos 26:28 y en 1 Pedro 4:16.

Leamos entonces Hechos 11:26 donde dice: “Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquia”

Bernabé había ido a Tarso a buscar a Saulo, quien más tarde se llamó Pablo. Una vez que lo encontró lo trajo a una iglesia en la ciudad de Antioquia. Pablo y Bernabé se congregaron con la iglesia en Antioquia durante un año. ¿Qué hicieron los dos en ese año? El texto dice que se dedicaron a enseñar a mucha gente. Es decir que Pablo y Bernabé tuvieron muchos discípulos en la iglesia en Antioquia. Un discípulo es en esencia un aprendiz. Fue a estos discípulos o aprendices, a quienes se les llamó cristianos.

Hablando del significado de esta palabra, el autor W. E. Vine dice que la palabra cristiano está formada siguiendo el estilo romano, significando un seguidor de Jesús. Luego pasa a decir que aunque la palabra que se ha traducido como “se les llamó” en Hechos 11:26, se podría usar en el original indistintamente de un nombre adoptado por uno mismo o dado por otros, no parece que los discípulos lo hubieran adoptado por sí mismos en la época de los apóstoles.

Hasta aquí la cita de este autor. Es por ello que se acepta que el término cristiano fue un apodo o un apelativo que la gente no cristiana utilizaba para referirse en sentido peyorativo a aquellos que estaban en el proceso de ser semejantes a Cristo.

Se dice que el sentido de la palabra cristiano tiene que ver con un pequeño Cristo. Esto es fascinante. Un discípulo de Cristo en el primer siglo era un Cristo en pequeño. Por su palabra y su conducta, la gente podía ver a Cristo en la vida de estos discípulos. Esto nos lleva al meollo del asunto.

Un cristiano es alguien que vive a Cristo, alguien que manifiesta a Cristo en su forma de ser, en su hablar, en su conducta.

Para ser cristiano es necesario entonces tener a Cristo en la vida de uno. Porque de otra manera no se puede manifestar a Cristo en la vida de uno. Nadie puede manifestar algo que no lo tiene.

Otra gran pregunta es entonces ¿Cómo puede una persona tener a Cristo en su vida, de modo que pueda manifestarlo como un cristiano? Bueno, primero, permítame indicar las maneras como no se puede lograr esto. No se puede lograr por medio de ser miembro de alguna religión. Ni siquiera por medio de ser miembro de la religión judaica.

Cuando un fariseo muy religioso, llamado Nicodemo, se acercó a Jesús de noche, Jesús le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Si tener a Cristo en la vida de uno fuera cuestión de religión, Nicodemo sería el mejor candidato. Pero Jesús mismo le dijo que eso no es posible.

Tampoco es posible por medio de hacer buenas obras. Mucha gente tiene una idea de Dios como un viejo bonachón que tiene una balanza en su mano. Una balanza para cada ser humano. Las buenas obras que hace la persona mientras vive en este mundo, se colocan en uno de los platos de la balanza y las malas obras que hace la persona mientras vive en este mundo, se colocan en el otro plato de la balanza.

Cuando el individuo muere físicamente, llega el momento de ver a qué lado se inclina la balanza. Si la balanza se inclina hacia el lado de las buenas obras, en buena hora, la persona se ha salvado, pero si la balanza se inclina hacia el lado de las malas obras, qué tristeza, la persona no se ha salvado.

Es por esta forma de pensar que ante la pregunta de ¿Irá Usted al cielo? Mucha gente responde diciendo: No sé. Eso es cuestión de Dios. Él sabrá si me manda al cielo o al infierno. Pero ¿Sabe lo que dice la Biblia? Efesios 2:8-9 dice: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe”

La palabra de Dios no puede ser más clara en cuanto a que si una persona depende de sus buenas obras para tener a Cristo en su vida, está irremediablemente perdida.

Ya hemos dicho lo suficiente para saber la manera como no se puede tener a Cristo en la vida. Ahora hablemos de la única manera como se puede tener a Cristo en la vida. De lo que ya hemos dicho, se desprende que es necesario nacer de nuevo. ¿Recuerda lo que Jesús dijo al fariseo Nicodemo? El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nacer de nuevo es una obra de gracia de Dios por medio de la fe. ¿Recuerda lo que leímos en Efesios 2: 8-9? Porque por gracia sois salvos por medio de la fe. Si una persona desea nacer de nuevo, o desea ser verdaderamente cristiana, necesita reconocer que eso será una obra de gracia de Dios, es decir que es algo que el hombre no lo merece. Además necesita echar mano de su fe.

Ahora bien, la fe necesita tener un objeto. El objeto de la fe hace que la fe sea firme o vana. Si yo me arrojo de un avión en vuelo teniendo fe en mi habilidad de volar como las aves, me haré pedazos al chocar contra el suelo, porque el objeto de mi fe, mi habilidad para volar como las aves, no es firme. Tengo que mirar bien en donde voy a depositar mi fe.

En cuanto a esto, no hay mejor cosa que depositar la fe en la palabra de Dios. Dios no puede mentir o engañar. Él ha dicho en su Palabra cosas como ésta: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”

Si una persona quiere tener vida eterna, que es lo mismo que tener a Cristo en su vida, porque Cristo es la vida eterna, es necesario que esa persona crea en el Hijo. Es necesario que crea que Cristo Jesús, murió por esa persona en la cruz, recibiendo el castigo que esa persona como pecador merece, porque la palabra de Dios declara que la paga del pecado es muerte.

Si la persona cree todo esto, su fe, si es verdadera, debe mover a la persona a recibir a Cristo como Salvador. Entonces la persona nacerá de nuevo, o tendrá a Cristo en su vida y podrá comenzar a manifestar a Cristo en su hablar, en su accionar. Estaremos hablando ya de un cristiano verdadero. Esta persona no tendrá una religión, sino una comunión personal con Cristo. Eso es ser cristiano.

Como Usted podrá notar ser cristiano no es formar parte de una religión o someterse a los ritos religiosos de cualquier religión. Ser cristiano es un estilo de vida, que comienza cuando la persona llega a tener comunión con Cristo y continúa mientras la persona está en este mundo, mientras va manifestando a Cristo en su vida y mientras el Espíritu Santo va moldeando a esta persona para transformarle poco a poco en la imagen misma de Cristo. El Padre celestial ve a Cristo en todas las personas que han recibido a Cristo como Salvador. Es el único requisito para que alguien pueda entrar al cielo. Para establecer esta diferencia es que yo he adoptado la costumbre de hablar de creyentes verdaderos en contraste con los que son cristianos solo de nombre.

Originally posted 2011-11-07 03:24:17. Republished by Blog Post Promoter

La Salvación Se Pierde?

 Antes de que esta pregunta sea respondida, debe ser definido el término “cristiano.” Un “cristiano” no es una persona que haya dicho una oración, o pasado al frente, o que haya crecido en una familia cristiana. Mientras que cada una de estas cosas pueden ser parte de la experiencia cristiana, no son éstas las que “hacen” a un cristiano. Un cristiano es una persona que ha recibido por fe a Jesucristo y ha confiado totalmente en Él como su único y suficiente Salvador (Juan 3:16; Hechos 16:31; Efesios 2:8-9).

Así que, con esta definición en mente, ¿puede un cristiano perder la salvación? Quizá la mejor manera de responder a esta importante y crucial pregunta es examinando lo que la Biblia dice que ocurre en la salvación, y entonces estudiar lo que implicaría perder la salvación. Estos son algunos ejemplos:

Un cristiano es una nueva criatura. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Estos versos hablan de una persona que se ha convertido enteramente en una nueva criatura, como resultado de estar “en Cristo.” Para que un cristiano perdiera la salvación, la nueva creación tendría que ser revertida y cancelada.

Un cristiano es redimido. “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” (1 Pedro 1:18-19). La palabra “redimido” se refiere a una compra que ha sido hecha, a un precio que ha sido pagado. Para que un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que revocar Su compra por la que pagó con la preciosa sangre de Cristo.

Un cristiano es justificado. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (Romanos 5:1). “Justificar” significa “declarar justo.” Todos los que reciben a Jesucristo como Salvador son “declarados justos” por Dios. Para que un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que desdecirse de lo dicho en Su Palabra y retractarse de lo que Él declaró previamente.

A un cristiano se le promete la vida eterna. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” (Juan 3:16). La vida eterna es una promesa de vida para siempre en el Cielo con Dios. Dios hace esta promesa – “cree, y tendrás vida eterna.” Para que un cristiano perdiera la salvación, la vida eterna tendría que ser retirada. Si a un cristiano se le ha prometido vivir para siempre, ¿cómo entonces puede Dios romper esta promesa, quitándole la vida eterna?

A un cristiano se le garantiza la glorificación. “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Romanos 8:30). Como lo aprendemos en Romanos 5:1, la justificación es declarada al momento de la fe en Cristo. De acuerdo a Romanos 8:30, la glorificación está garantizada para todos aquellos a quienes Dios justifica. La glorificación se refiere a un cristiano recibiendo un perfecto cuerpo glorificado en el Cielo. Si un cristiano pudiera perder la salvación, entonces Romanos 8:30 sería un error, porque Dios no puede garantizar la glorificación para todos aquellos a quienes Él predestinó, llamó, y justificó.

Podrían compartirse muchas más ilustraciones de lo que ocurre en la salvación. Sin embargo, aún estas pocas hacen abundantemente claro que un cristiano no puede perder la salvación. La mayor parte, sino todo lo que la Biblia dice que ocurre a una persona cuando recibe a Jesucristo como Salvador, sería invalidado si la salvación pudiera perderse. La salvación no puede ser revertida. Un cristiano no puede ser des-creado como nueva criatura. La redención no puede ser deshecha. La vida eterna no puede perderse y seguir considerándose como eterna. Si un cristiano perdiera la salvación, Dios tendría que retractarse de Su Palabra y cambiar de parecer – dos cosas que la Escritura nos dice que Dios jamás hace.

Las objeciones más frecuentes a la creencia de que un cristiano no puede perder la salvación son; (1) ¿qué hay de aquellos que son cristianos y continuamente viven una vida inmoral? – y – (2) ¿qué pasa con aquellos que son cristianos, pero luego rechazan la fe y niegan a Cristo? El problema con estas dos objeciones es la suposición de que “son cristianos” (1) La Biblia declara que un verdadero cristiano ya no continuará viviendo una vida inmoral (1 Juan 3:6). (2) La Biblia declara que alguien que se separa de la fe, demuestra que realmente nunca fue un cristiano (1 Juan 2:19).

No, un cristiano no puede perder la salvación. Nada puede separar a un cristiano del amor de Dios (Romanos 8:38-39). Nada puede arrebatar a un cristiano de la mano de Dios (Juan 10:28-29). Dios quiere y tiene el poder para garantizar y mantener la salvación que Él nos ha dado. Judas 24-25 dice, “Y Aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.”

En este punto las principales preguntas que nos deberíamos hacer son:

Soy realmente un cristiano o no?

Verdaderamente he nacido de nuevo como dice la biblia?

Mi relación con Dios es genuina y mi comunión con él es real?

Doy frutos de arrepentimiento y de obediencia a Dios en todo tiempo?

Lastimosamente quienes se preocupan de si la salvación se pierde o no es de quienes tienen la duda de si son o no verdaderos cristianos y lastimosamente son muchos los que creen que si lo son, porque han dado algunos pasos en el cristianismo, pero lamentablemente el cristianismo no se resume en uno o dos pasos que debo hacer para ya ser un cristiano, si bien la salvación es por gracia y “un cristiano no pierde su salvación” la cual es un regalo de Dios, no todo el que se llame cristiano o parezca cristiano, realmente es un cristiano, el hecho es que por asistir solo el primer año a la facultad de medicina ya por ello no tengo derecho a que se me otorge el título de doctor, así tambíen el cristianismo, el resultado del examen final solo lo recibiremos cuando estemos ante su presencia por lo que cada día de nuestra vida debemos de dedicarla a él, haciendo morir el viejo hombre, obedeciendo la palabra de Dios, dando frutos “DIGNOS” de arrepentimiento, santificándonos diariamente y no envolviéndonos en los negocios mundanos de esta generación, a fin de ser hallados santos a él y que él sea, quién al final de los tiempos diga de nosotros ” “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Mateo 25:34″ ya que hemos obtenido el honor de haber ser sido encontrados viviendo como verdaderos cristianos delante de él.

El cristiano no pierde la salvación pero en verdad…

Eres un verdadero cristiano???? Recuerda; tu salvación depende de ello

  • (Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Mateo 11:12) Tienes la fuerza y el carácter para hacer el cambio? para mostrarle a los que te rodean que ya no quieres vivir llevando una vida común, sino ser ejemplo al mundo VIVIENDO COMO CRISTO VIVIÓ. Atrévete… Acepta a Cristo Hoy, Vivifica En Dios Tu Cristianismo que es para salvación de tu alma.

¿Puede un cristiano participar en una loteria millonaria sin que esto sea un vicio ?


Desde que tengo memoria he oído algunos Cristianos que se han hecho esta pregunta. A la verdad que es fuerte la tentación de jugar un numerito en una loteria que por una cantidad mínima de dinero promete hacernos millonarios de la noche a la mañana. Se nos hace la boca agua ante la posibilidad de esta instantánea oportunidad y así salir de nuestra escasez, dificultades, miserias y necesidades y así poder tener todo lo que deseamos si somos los afortunados.

Pero la Biblia dice claramente que “el principio de todos los males es el amor al dinero”. Cuando el creyente se deja arrastrar por el amor al dinero, pierde o ha perdido de vista el objetivo principal para cual Dios le ha llamado.

El cristiano debe de estar contento y agradecido con lo que Dios le ofrece. Jesucristo mismo en el Sermón del Monte nos dijo que no estemos afanados por nada, por lo que hemos de vestir o comer, pues si buscamos primero el reino de Dios y su Justicia, el nos suplira todas esas cosas pro añadidura. La Biblia no nos dice “No jugarás juegos de azar”. Pero en cuanto a las loterias y los juegos podemos ver claramente que van en contra del principio y deseo de Dios para el hombre porque crea un sentido de ambición en la persona que a medida que pasa el tiempo se puede llegar a convertir en un estorbo para su vida espiritual.

I Timoteo 6:6-12

6 Empero grande ganancia es la piedad con contentamiento. 7 Porque nada hemos traído á este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y con qué cubrirnos, seamos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo, y en muchas codicias locas y dañosas, que hunden á los hombres en perdición y muerte. 10 Porque el amor del dinero es la raíz de todos los males: el cual codiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, la caridad, la paciencia, la mansedumbre. 12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, á la cual asimismo eres llamado, habiendo hecho buena profesión delante de muchos testigos.

Usted nos pregunta si se puede participar sin que se convierta en vicio. El problema que veo es que al igual que el alcohol y las drogas, los juegos de loterias tienen el poder de enviciar y atar a las personas. El juego de loterias crea un falso sentido de esperanza que hace pensar al que juega que el día de su suerte está cada vez más cerca, esto hace que se gaste cada vez más una suma mayor. Y aun cuando no se gaste más dinero, se puede crear una ansiedad continua al pensar sólo en la posibilidad de ser el ganador.

Estudios han demostrado que los que mas gastan en loterias son los que menos tienen — las personas de bajos ingresos. Hay quienes gastan gran parte de su salario en los juegos. De la manera en que la loteria funciona, al usted jugar esta respaldando el juego y contribuye a que la cantidad en la bolsa (premio) aumente. El dinero que el ganador se lleva, es dinero que ha salido de las ganancias de algún hogar pobre donde quizás algunos niños han dejado de tomar su leche o comer sus alimentos porque sus padres han jugado el sostén de su familia.

Dios nos dice claramente en su Palabra que el suplirá “cada día” nuestras necesidades “según sus riquezas en gloria” y que “con el sudor de nuestra frente” y por nuestro trabajo, obtendremos lo que nos hace falta. Dios bendice el fruto de nuestro trabajo y nuestra total dependencia de su bondad, pero las loterias destruyen el plan de Dios para el sostén y crecimiento espiritual del hombre.

Por último debemos ver la oración del Padre nuestro como dice “el pan nuestro de cada día dánoslo hoy”. Dios desea una relación diaria con su pueblo, y la dependencia de Dios para que supla nuestras necesidades diarias nos ayuda en nuestro crecimiento espiritual de manera que afirma y fortalece nuestra fe . Los Cristianos deben de reconocer la mano de Dios obrando en sus vidas y deben de agradecerle diariamente. También debeomos recordar que aunque es cierto que han existido personas muy ricas las cuales han sido muy piadosas y temerosas de Dios como lo fue Abraham, el padre de la fe, pero una cosa es que Dios bendiga el fruto de nuestras manos y nos enriquezca a tratar de hacernos ricos “jugando” con el dinero que hemos ganado con el sudor de su frente para el sostén de nuestra familia.

¿Cuando un cristiano se sale por ignorancia o por voluntad propia de la cobertura de su iglesia…


¿Cuando un cristiano se sale por ignorancia o por voluntad propia de la cobertura de su iglesia o de su pastor, puede esto considerarse como el derecho legal de Satanás para atacar a un Cristiano? ¿El salirse de la cobertura es un acto de rebeldía? ¿Si uno se sale de la cobertura, como puede uno volver a regresar a ella?

En tiempos recientes, se ha levantado una nueva enseñanza por medio de lideres que desean mantener a sus seguidores atados a ellos como esclavos atemorizados. Estos predicadores ostentan de gran gloria y conocimiento y obligan a los miembros de sus congregaciones a mantenerse sujetos a ellos, como si ellos fueran la fuente de toda bendición. Un Pastor es un “SERVIDOR” no un “AMO” de los feligreses y como servidor de Dios para el bienestar de la Iglesia debe de proteger y guiar espiritualmente a la Iglesia hacia Dios y su Palabra tal como el pastor lleva las ovejas a pastos frescos y aguas limpias (tipo de la doctrina). Un miembro debe de respetar y someterse obedientemente y sin causar problemas a su pastor pues eso es el claro mandamiento bíblico:

Hebreos 13

17 Obedeced á vuestros pastores, y sujetaos á ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como aquellos que han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no gimiendo; porque esto no os es útil.

Ahora, esto NO SIGNIFICA que los miembros no puedan rechazar, objetar, y discernir si lo que el pastor está haciendo y predicando es lo correcto delante de Dios. Los pastores tendrán que dar cuenta a Dios, no de sus seguidores o miembros de su congregación, sino de ellos mismos y de lo que hicieron. Cada persona tendrá que dar cuenta de si misma y no de otro…

Romanos 14:12

Así que cada uno de nosotros tendrá que dar cuentas de sí a Dios.

Todos los cristianos son “sacerdotes” para Dios y están llamado a estar preparado en todo tiempo por medio de la Palabra para hacer bien su servicio.

Apocalipsis 1

6 Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; á él sea gloria é imperio para siempre jamás. Amén.

Apocalipsis 5

10 Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

Lo que significa que cada cual es responsible de estudiar la Biblia y comparar las enseñanzas de los lideres con lo que dice la Palabra. Un lider que obliga ó intimida a sus miembros para que se mantengan bajo su llamada “cobertura”, está actuando de forma sectarista y controlando como lo hace un dictador. El cristiano no está bajo el control de nadie, es libre, pues ha sido libertado por Dios…

Gálatas 5:1

ESTAD, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez á ser presos en el yugo de servidumbre.

Gálatas 5:13

Porque vosotros, hermanos, á libertad habéis sido llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión á la carne, sino servíos por amor los unos á los otros.

Es muy importante tener afilicación a una iglesia local y rendir cuentas a alguien (pastor, lider, maestro, consejero, etc), esto nos hace mas responsables de nuestros actos y nos mantiene en linea, pero eso no significa que aquella persona a la cual rendimos cuentas o confiamos para dirección espiritual es infalible y con dominio soberano sobre nuestras vidas, aparte del buen consejo y la disciplina impartida de acuerdo a la Biblia por razones legitimas. La cobertura del creyente viene de parte de Dios y el hecho de que un Cristiano vea necesario salir de cierta afiliación eclesiástica NO le pone bajo ningún “derecho legal” de Satanás; eso es COMPLETAMENTE FALSO. De hecho, esa es la misma táctica utilizada por las sectas como Testigos de Jehová, etc.

La cobertura de un creyente no depende de la organización o congregación a la que pertenece, ni del lider (pastor) que tenga, viene de Dios. Es Dios quien proteje al creyente y le guia en todo…

2 Tesalonicenses 3

2 Y que seamos librados de hombres importunos y malos; porque no es de todos la fe. 3 Mas fiel es el Señor, que os confirmará y guardará del mal.

1 Pedro 1

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos ha regenerado en esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 Para una herencia incorruptible, y que no puede contaminarse, ni marchitarse, reservada en los cielos 5 Para nosotros que somos guardados en la virtud de Dios por fe, para alcanzar la salud que está aparejada para ser manifestada en el postrimero tiempo.

Judas 1

24 A aquel, pues, que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros delante de su gloria irreprensibles, con grande alegría, 25 Al Dios solo sabio, nuestro Salvador, sea gloria y magnificencia, imperio y potencia, ahora y en todos los siglos. Amén.

1 Juan 5

18 Sabemos que el que ha nacido de Dios no está en pecado: Jesucristo, que nació de Dios, lo protege, y el maligno no llega a tocarlo.

No es la cobertura ofrecida ni dada por los hombres la que le mantiene lejos del diablo y libre de sus ataques sino que es la cobertura de Dios por medio de Su Espíritu Santo la que nos proteje.

Un Cristiano…


Te Aceptara…tal cual eres, cuando a nadie más le importes. Te Animará con Perseverancia… para que no te rindas jamás. Es Sincero hasta lo sumo, si en
eso te has fijado, Y si le necesitas a tu lado estará.

No le importa si eres rico o colmado de necesidad. Te buscará la vuelta y aceptara tu personalidad (incluso las partes inacabadas). Y si le necesitas… incondicionalmente a tu lado estará.

Si te ve agobiado por las luchas de la vida… una diferencia en tu vida, sin dudas hará. Sabe que no eres Perfecto y por eso … tus errores Perdonará cualquiera que ellos sean.. Te ayudará si fallas en alguna empresa de la vida… Te invitara a Reintentarlo con la ayuda de Jesús.

Aunque no esté cerca de ti… Siempre se Preocupará… por tu salud, por tu vida, por cómo estarás. Te amara… por lo que eres, sin ningún tipo de interés personal.

Si te ve preocupado… Calmará tus temores con la Palabra de Dios. Será alguien en quien puedes confiar, pues por él Nunca serás juzgado… según las apariencias, más en cambio… Te ofrecerá apoyo y Te ayudará a levantar.