A Dónde Van Los Animales Cuando Mueren?

A Dónde Van Los Animales Cuando Mueren?

¿Tienen los animales cuerpo, alma y espíritu al igual que los hombres? Si es así a dónde van los animales cuando mueren.

Los animales tienen solamente cuerpo y lo que se da por llamar instinto. Por esto es que se les conoce como seres de orden inferior en comparación con el ser humano.

Cuando Dios creó a los animales, simplemente los hizo como seres vivientes. Esto lo encontramos en Génesis 1:21 que dice: “Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno”

En este acto creativo de Dios, vemos que falta ese elemento tan importante y clave que aparece cuando Dios crea al hombre, nos referimos a la creación a imagen de Dios.

Génesis 1:27 dice: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”

Lo que hace la gran diferencia entre el hombre y los animales, poniendo al hombre en un plano superior a los animales es el hecho que el hombre fue creado a imagen de Dios. Esto no tiene nada que ver con el cuerpo, porque Dios no tiene cuerpo, sino que tiene que ver con la personalidad del hombre, con su alma y con su espíritu.

El hombre fue creado como un ser capaz de experimentar comunión íntima con Dios, como un ser con voluntad, como un ser con intelecto y como un ser con emociones. Esto significa ser creado a imagen de Dios. Nada de esto hubo en la creación de los animales, por eso decimos que los animales son seres vivientes únicamente, seres de orden inferior cuando se los compara con el hombre.

En consecuencia cuando un animal muere, simplemente deja de ser un ser viviente. Parece algo infantil, pero es la realidad. No cabe el pensar en una existencia después de la muerte para seres que no poseen la imagen de su creador.