LA PROFECIA DE APOCALIPSIS 2:10

¿Se está cumpliendo hoy en día la profecía que aparece en Apocalipsis 2:10?

Vamos a leer el texto que se encuentra en Apocalipsis 2:10 donde dice: “No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”

Estas palabras fueron dirigidas por la cabeza de la iglesia, el Señor Jesucristo, a la iglesia local en Sardis. La iglesia local en Sardis representa lo que fue la iglesia desde finales del primer siglo hasta el edicto de Constantino, mediante el cual Roma adoptó el Cristianismo como la religión oficial del imperio, allá por el año 313 DC.

Este período se caracterizó por una feroz persecución a los creyentes por parte del imperio romano. Esta persecución ocurrió en diez oleadas o diez épocas. Jesucristo anima a su sufrida iglesia con su presencia en medio de la tribulación.

Interesante que Jesucristo no promete a esta iglesia librarle de la tribulación sino estar con ella durante la tribulación. Por tanto no hay razón para que esta iglesia tema. Detrás de la persecución a la iglesia, está el diablo. El imperio romano fue solo el instrumento en las manos del diablo. En su odio a la iglesia, el diablo hará que algunos creyentes sean echados a la cárcel y que la iglesia toda sea atribulada por diez días.

Existe también una promesa para aquellos que sean fieles hasta la muerte. Es decir para aquellos que prefieran morir a negar el nombre de Cristo. El premio es la corona de vida en el tribunal de Cristo. Todo esto se cumplió en las diez épocas de persecución que tuvo que sufrir la iglesia Cristiana por parte del imperio romano entre los años 100 y 313 DC.

Esto no significa que terminó la persecución a la iglesia. Sigue siendo perseguida aún hoy en día, hasta que venga el Señor a llevarla en el Rapto.