Somos pecadores Una fuerza poderosa nos arrastra al pecado.


¿Se ha preguntado Ud. alguna vez por qué hace lo que hace? ¿Por qué no puede alejarse de las cosas que Ud. sabe que están mal? Es porque dentro de cada uno de nosotros existe una fuerza- un principio- que nos domina.
Pablo habla de esta fuerza como “otra ley”, una ley que se rebela contra la ley de su mente (Romanos 7:23). Dice que esta fuerza le lleva cautivo a la ley del pecado.

Ud. y yo tenemos el mismo problema. Nuestras acciones, nuestros pensamientos, nuestras motivaciones y nuestras actitudes no son lo que nos gustarían que sean, porque el principio de pecado está en nosotros.

Lea lo que Dios dice sobre esta fuerza que actúa dentro de Ud. “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5). Recuerde las palabras que dijo Dios a Jeremías, “engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá? (Jeremías 17:9)

Así es mi corazón y así es también su corazón. Somos pecadores en razón del principio de pecado que está en nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *