“SEPARAR EL ESPÍRITU DEL ALMA Y DEL CUERPO”

“Damos Gloria al Dios del cielo por cuanto nos permite llevar esta Palabra tan importante para tu vida a través este mensaje. Palabra que te ha de abrir el entendimiento respecto de la forma en que Dios ha creado tu vida siendo tú un ser tripartito, creado a imagen y semejanza de Él; y así puedas prepararte para poder aprender muchos aspectos de la Escritura que son necesarios para poder llevar una vida espiritual plena.
Vamos a aprender de qué forma el Dios Eterno nos ha creado y cómo Él nos ha diseñado.
Según las Escrituras nuestro ser está formado por espíritu, alma y cuerpo, y recordemos que Dios —en el libro de Génesis— nos revela que el hombre fue hecho a imagen y semejanza suya.
Creemos en un Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, y al haber sido creados a imagen y semejanza del Dios Vivo que creó los cielos y la tierra, nosotros también somos seres tripartitos.
En Primera de Tesalonicenses, en el capítulo 5, en el verso 23, dice:
23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.
1 Tesalonicenses 5:23

Y claramente manifiesta que todo nuestro ser está constituido por tres partes fundamentales: el espíritu, el alma y el cuerpo.
Es necesario que tú puedas reconocer la importancia y las funciones del espíritu humano en tu propia vida, y que puedas abrir tu entendimiento para que en el transcurso de este Estudio Bíblico tú puedas discernir claramente los pasajes bíblicos que vamos a compartir.
La Palabra de Dios es viva y eficaz, y nos permite separar el cuerpo, el alma y el espíritu. Es importante lograr esta separación, porque hay muchos creyentes que todavía llevan una vida anímica, es decir, una vida del alma, y no han hecho una separación completa del alma de su espíritu, y esto les impide llevar una plena vida espiritual.
Dios no quiere que el creyente lleve un desorden en su vida interior, ni una vida desordenada confusión interna. Dios es un Dios de orden, y es por eso que Él ordena en la Escritura que debemos separar el alma, el espíritu y el cuerpo.
Y en esto hago hincapié porque es el propósito de este estudio, para que el pueblo pueda ver y darse cuenta claramente de lo que es su espíritu en su interior, y empezar a usarlo, y comenzar a llevar vida espiritual delante del Señor”.

Pr. Ricardo Claure Peñaloza

PARA QUE SU IGLESIA SE PREPARE… PARA TESTIMONIO A TODAS LAS NACIONES