El que da se transforma en un hombre de fe | Sergio Pappada

Par poder dar siempre hay que desprenderse de algo; el dar se transforma en un acto de fe.
El hombre de fe toma la decisión de transformar las circunstancias dando.
Cosas que podemos dar:
1. Dinero: separando el 10% de nuestro ingreso para darle al Señor.
2. Tiempo: Dedicar el tiempo necesario a nuestros hijos.
3. Atención: Brindar la atención suficiente y necesaria que merece cada integrante de nuestra familia.
4. Servicio: Servir en alguna área dentro de la iglesia.