Nuestra Relación Con Dios


“Ustedes son mis amigos”
San Juan 15.14

El ser humano es un ser activo y sociable, no fue creado por Dios para que esté solo. Una muestra de ello, no sólo fue la creación de Adán y Eva, sino que a ello podemos apuntar la formación de la familia, como la célula más pequeña de una sociedad y la más importante estructura social que ha existido.

Si enfocamos este asunto desde el punto de vista espiritual, todo creyente está llamado a establecer un relación con sus hermanos en la fe de nuestro Señor Jesucristo. Ahora bien, es imposible tener una relación espiritual con los creyentes, si antes no hay una efectiva relación con Dios.

Tener una relación con Dios implica verle de una manera diferente a como tradicionalmente lo hemos hecho, es aprender a interactuar con Dios a tal punto de podamos llegar a tener una relación personalizada con El, donde prime la reverencia, el respeto hacia el Gran Rey, la confianza y la sinceridad.

Al tener una relación con Dios podemos saber saber cual es su voluntad, esto porque el revela sus planes a quienes a El se acercan confiadamente. Para tener una relación es necesario ajustarnos a su mente, es dejar que El Espíritu Santo nos llene por completo, para de esa manera entender sus Palabras escritas en la Biblia, y disfrutar de la oración dirigida e influenciada totalmente por el Espíritu Santo.

Sólo teniendo una ardiente, creciente y ferviente relación con Dios, podremos tener relaciones de hermandad fructíferas con los demás.

Para saber como anda nuestra relación con Dios, pensemos en como anda nuestra relación con los hermanos de la iglesia, no con uno o dos, sino con todos.

Hoy es un buen día para iniciar nuestra relación con el REY de los cielos.

Originally posted 2011-10-01 09:27:22. Republished by Blog Post Promoter

La Preparacion espiritual


“Enteramente preparado para toda buena obra”

2Timoteo 3:17

Todo estilo de vida conlleva en sí una especie de preparación, la cual inicia desde el momento mismo de la concepción. Al nacer un bebé, las circunstancias que le rodean contribuyen a lo que será su adaptación al medio de vida en el cual se desarrollará.

El entorno que rodea a una criatura, es vital para su desarrollo, social, educativo, intelectual, y por supuesto el desarrollo espiritual. Independientemente al estatus social que ostentemos, es necesario estar claros que necesitamos una preparación espiritual.

En el caso específico de los creyentes, se hace necesario crear conciencia de que el cristianismos no es un mero movimiento filosófico, religioso o un movimiento dogmático de tiempos pasados y presentes. El cristianismo en su esencia es mucho más de lo antes citado, el cristianismo en la practica, es nada mas y nada menos que un estilo de vida. El cristianismo es un estilo de vida el cual bien llevado puede contagiar a individuos, a grupos y a la sociedad misma.

Se hace imprescindible que cada individuo decidido a seguir ese estilo de vida se prepare para asumirlo. Y la única preparación posible para poder llevar a la practica ese sistema de vida es una adecuada preparación espiritual. Sin esta, aquella persona que quiera llevar a efecto esta vida llamada cristianismo, tendría a su favor todas las opciones de acarrear un cristianismo mediocre, cojo y nada apetecible ante los de Dios. Como consecuencia de ello, difícilmente afectaría de forma positiva a quienes le rodean.

Para poder llevar este estilo de vida llamado cristianismo necesitamos crecer en el espíritu, de lo contrario nuestro éxito sería fracaso.

Hoy es un buen día para meditar en lo antes dicho.

Originally posted 2012-12-04 06:13:34. Republished by Blog Post Promoter

¿QUIÉN ES REALMENTE MI AMIGO?


La mayoría de las personas y en especial los jóvenes creemos conocer o saber lo que es un amigo, de allí que a cualquier persona que tenemos por compañero le llamamos AMIGO. Esto es muy frecuente en la escuela, se oye mucho de “hoy conocí un amigo u hoy hice muchos amigos” inclusive los mismos padres preguntan a los hijos cuando es su primer día de clases “¿cuántos amigos hiciste hijo?” pero en realidad ¿son amigos? ¿Tenemos un concepto claro de lo que es un amigo? Creo que hemos adoptado esa costumbre sin saber el verdadero significado de lo que es un amigo. Yo por ejemplo en la escuela tenía muchos compañeros algunos eran muy buenos compañeros, pero solo eso COMPAÑEROS, también tengo conocidos, muchos, pero me pongo a pensar si en realidad tenía amigos.

Después de consultar Las Sagradas Escrituras me doy cuanta de que tenía una amiga en la escuela de tantos compañeros con quien conviví, tantas horas de trabajos y tareas, tantas horas de estudio, reuniones para estudiar para un examen, etc, y en realidad solo había en todos ellos una amiga, y no digo que son malos todos los de mas, ¡no! Al contrario, eran excelentes compañeros pero solo eso ¡Compañeros! Y nunca llegaron a ser amigos.

¿Cómo podrá el joven saber distinguir entre un amigo y un compañero?, para esto nos basaremos en las Biblia que por ser la palabra de Dios es donde encontramos bien aplicado el concepto de lo que es un amigo.

Veamos que en las relaciones que tenemos con las personas se puede dar la amistad:

Primero, puede haber amigos que no sean familiares ( sin parentesco). Un claro ejemplo de este tipo de amistad lo encontramos en el libro de Job dice así: ” Y tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad suhita, y Sofar naamatita, luego que oyeron este mal que le había sobrevenido, vinieron cada uno de su lugar; por que habían convenido en venir juntos para condolerse de él y para consolarle. Los cuales, alzando los ojos desde lejos, no le conocieron, y lloraron a gritos; y cada uno de ellos rasgó su manto, y los tres esparcieron polvo sobre sus cabezas hacia el cielo. Así se sentaron con él en tierra por siete días y siete noches, y ninguno le hablaba palabra, por que veían que su dolor era muy grande.” Job 2:11-13.

Si te das cuenta, aquí tenemos un claro ejemplo de lo que es un amigo y que no sea familiar. No sabemos el trabajo o los pendientes que habrán dejado estos amigos, pero claro está que eso no les importó ya que su amigo era mas importante. ¿Desde dónde vendrían? tampoco lo sabemos, pero la lejanía tampoco les impidió estar con su amigo cuando mas los necesitaba, ¿cómo le hicieron para ponerse de acuerdo en ir a visitarlo? Pues vivían separados. Todos estos puntos son bases claras de la actitud que asume un amigo. Otra actitud que asume un amigo es el llorar por o con un amigo por su desgracia o por la de otros y dice que estos amigos ¡lloraron a gritos! Pues no le conocían por la terrible enfermedad que le torturaba y le consumía. ¡Te imaginas a un hombre llorando a gritos! Pues eso es seña de una verdadera amistad tan necesaria en todo hombre, con que razón dice Dios por medio del rey Salomón: ” En todo tiempo ama a un amigo y es como un hermano en tiempo de angustia”. Prov. 17:17

Te has preguntado si en verdad tienes amigos? Como hemos visto en este pasaje un amigo da mucho por ti, se esfuerza por ti, se preocupa por ti, los problemas tuyos son de él, ese es el amigo.

Otro ejemplo de la amistad se encuentra en Jonatan hacía David que eran grandes amigos y cómo Jonatan intercede por su amigo ya que el rey Saúl, el padre de Jonatan, quería matar a David; pues a Jonatan no le importó estar en contra de su padre y es que cuando en verdad hay amistad solo te interesa el bien de tu amigo. 1 Samuel 18:1-5, 19:1-7, 20:41-42.

En estos textos vemos una clara, limpia y sincera amistad entre David y Jonatan pues hay llanto por la separación entre ellos.

Como te darás cuenta joven, Dios da el concepto claro y correcto de lo que es un amigo y no usa la palabra amigo en cualquier ocasión, en cualquier amistad sino solo en donde en verdad hay amistad.

Segundo, puede haber amigos que sean familiares (en la carne).

Parece increíble pero difícilmente en nuestra familia tenemos amigos, y desgraciadamente se oye mucho de problemas y pleitos familiares que nunca concluyen y que cada vez son mas graves, familiares que por años no se dicen ni una sola palabra, no se frecuentan como familia y esto es por que no existe la amistad y digo que es increíble por que por la sangre que nos une debería de haber una enorme amistad, pero esto no nos extrañe por que así como batallas para encontrar una amistad fuera de tu familia, también es difícil encontrar amistades en la familia, Job experimentó este drama con su esposa quien le fastidiaba que Job estuviera enfermo y peor aun, que Dios no hablara mal de Dios. “Entonces le dijo su mujer: øAún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete” Job 2: 9. pero no solo lo experimentó con su esposa que al parecer no había nada de amistad sino también con toda la demás familia pues parece extraño que su familia no esté con él en su lecho del dolor y esta familia si está presente cuando Job es sanado y prosperado Job 42:10-11.

Pero hablemos de la esposa de Job, ¡Dios nos libre de una mujer así ! por este tipo de mujeres el predicador en el libro de Eclesiastés dice: ” Y he hallado mas amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras…” Ecl. 7:26. y es que encontramos que aun hasta en la familia mas cercana, es difícil tener una amistad.

Claro está que la mujer de Job definitivamente no tenía amistad con Job pues era para que se hubiera estado condoliendo y llorando al lado de Job y no solo eso sino suplicando y orando a Dios por el reestablecimiento de Job, pero no fue así.
Pero también hay buenos ejemplos de amistad entre familiares y aunque nadie querría una mujer como la de Job, en cambio, todos desearíamos una mujer como Rut con esa actitud de amor hacia su suegra. Veamos lo que dice el libro de Rut.” Respondió Rut: no me ruegues que te deje, y me aparte de ti; por que a dondequiera que tu fueres, iré yo; y donde quiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. donde tu murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Jehová, y aún me añada, que solo la muerte hará separación entre nosotras dos”. Rut 1:16-17. Te recomiendo joven que leas todo el libro de Rut.

Fíjate la actitud de Rut no se quiso ir a con sus familiares, ella estaba conciente de que su familia no la necesitaba, que tenía mas necesidad su suegra Noemí mas que su propia familia y ¡que amistad tan grande y hermosa ! pues Rut trabaja en jornadas laborales para mantener a su suegra, ¡Qué bendición para Noemí el tener una nuera así! Eso es la verdadera amistad entre un familiar y en este punto es donde puede haber mas confusión ya que a veces actuamos no por amistad sino por parentesco, es decir, yo veo por mi primo tío sobrino, hermano, etc, pero no por que tengo mucha amistad sino por que es de mi sangre y me duele, pero puede darse ese caso y no significa que haya amistad. No quiero decir que esto sea malo (que se preocupen y vean por ti sin que haya amistad sino tan solo por el parentesco), es tan bueno como la propia amistad por que esto se hace por amor y el amor es lo mas grande que alguien puede tener, pero la amistad lleva algo mas y es que cuando hay amistad hay expresión de sentimientos, hay confesión de problemas, hay muchos detalles ocultos en la persona que no a cualquier familiar se los cuentas sino solo a aquel o aquella persona tan especial. Incluso, puede que en una desgracia uno que no sea tu amigo te ayude mas que tu propio amigo, esto solo en el caso de que tu amigo no pueda por ningún medio y no tenga los recursos necesarios para ayudarte, aunque esto es difícil ya que el amigo hace todo lo imposible para conseguirte una ayuda que el no pueda darte.

La amistad entre familiares es difícil que se de y en los hijos hacía los padres es algo poco común, pues no existe tal confianza mutua para lograr esa amistad. Muchos jóvenes deseamos con tanto amor que pueda haber una bonita amistad entre nosotros y nuestros padres y no la hay, muchos padres desean una bonita amistad entre ellos y sus hijos y no la hay esto es por que no hay interés tanto de los padres como de los hijos. Cuando sucede esto es por que el carácter de cada uno de ellos y las actitudes no coinciden. Tampoco podemos exigir una amistad ya que esto es algo natural no es algo que se pueda planear, simplemente se da. Hay personas que tienen muchos amigos por que su carácter se presta para eso y hay quienes tenemos pocos o ningún y esto es por que nuestro carácter es una barrera que impide desarrollar una amistad.

Tercero, puede haber amigos entre nuestros Hermanos en Cristo.

Triste mente se ve que en la Iglesia de Cristo hay muy poca amistad, los jóvenes tenemos mas amistades con personas del mundo que con los propios jóvenes de la iglesia. Con tristeza se ve en algunas congregaciones los diferentes grupos de personas que hay y casi por lo regular cada Hermano tiene su propio grupo y se identifica mas con alguien y se da el caso de jóvenes Hermanos que no conocen a Hermanos de la misma congregación, saben lo que cualquier Hermano sabe, pero en términos de amistad, cada quien tiene seleccionado a alguien.

Esto lo veo un tanto normal ya que no puede existir una amistad entre dos que su carácter no se amolda al del otro. Se saludan, pero por que son Hermanos o tal vez por compromiso, pero no por que haya amistad. Que bueno fuera que entre los jóvenes de la iglesia hubiera tal amistad como la que hemos visto en los pasajes anteriores pues sería mejor que la amistad con el mundo que tan reprobada es por Dios.

Creo que aquí es donde se deberían de mostrar los amigos y que no solo digamos mi Hermano fulano de tal, sino, mi Hermano y Amigo fulanito. Nos llevamos bien, hay compañerismo por que somos Hermanos, pero ¿Tenemos amigos con la Iglesia? El Apóstol Pablo tenía amigos y con seguridad que eran Hermanos, pues no creo que haya preferido ir con amigos que no eran sus Hermanos que con sus propios Hermanos, pero según Lucas, le llama amigos y no Hermanos, tal vez Lucas los consideraba que aparte de ser Hermanos fueran sus amigos. Hechos 27:3. Con seguridad que el apóstol pablo tenía gran cantidad de amigos que a su vez eran sus Hermanos pues le preocupaban sus Hermanos en gran manera.

El último punto, que no por ser el último es el menos importante; y es la amistad que tenemos con Cristo y la que …l nos brinda.

De los tres puntos que hemos visto, están en posibilidades de terminarse por que estos se dan en este mundo y son entre un hombre y otro y Dios dice que “Engañoso es el corazón mas que todas las cosas” Jeremías 17:9. entonces estas amistades pueden caer o pueden ser fingidas, pero hay una amistad que no termina y que ofrece mas cosas, y esta es la amistad de Cristo, … nos escucha y sabe nuestras aflicciones, nuestros dolores, nuestros sufrimientos físicos, mentales, sentimentales y espirituales y en ninguna parte de la tierra podrás encontrar tal amistad como la que Cristo brinda.

Cristo le da también su importancia a la amistad y dice que no puede haber mas amistad que la que se da cuando das tu vida por un amigo de allí que dice:” Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando”. Juan 15:13-14 . No hay hombre en la tierra que te pueda mostrar tal amistad pues aun que un hombre muriera por ti o diera su vida por ti, eso no te va a acercar a Dios, eso no te va a reconciliar con Dios y además, Cristo dio su vida no por uno ni por dos ni por los Judíos sino por todo el mundo incluyéndote a ti. Y … está el pendiente y cuidado de ti por que en eso consiste su amistad. Dice un Himno: “Ya venga la prueba o me tiente Satán, no amengua mi fe ni mi amor, pues Cristo comprende mis luchas, mi afán y su sangre obrará en mi favor”. Y esta amistad nos la brinda siempre y cuando hagamos la voluntad de Dios. “Por que los ojos del Señor están sobre los justos y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.” 2 Pedro 3:12.

No deberíamos buscar esta amistad? Cuanto tiempo nos dedicamos a la oración y a platicar con Dios acerca de lo bueno y lo malo que nos pasa, del trabajo, de la escuela, de las amistades etc, en verdad estamos aprovechando esa amistad?. Esta amistad que tenemos depende sólo de nosotros si la retenemos o la ignoramos.

Todos nosotros como Cristianos ya hemos logrado esa amistad, pero quienes la retenemos y quienes la ignoramos? Y tal amistad que hay entre nosotros y Cristo, es la que debería de haber entre nosotros como Hermanos. ” Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado” 1 Juan 3:23 .

Como seres humanos, por naturaleza siempre buscamos una amistad, alguien en quien confiar, hasta la persona mas dura necesita de alguien en quien confiar. Así como tenemos esa necesidad natural, deberíamos aprovecharla para tomar la amistad que Cristo nos ofrece.

Hermanos, ¿tenemos amigos con la iglesia? ¿Tenemos amigos en el trabajo, ¿en la escuela?

Verdaderamente ¿es Cristo nuestro amigo?

Dios les bendiga…

Originally posted 2011-10-02 06:59:10. Republished by Blog Post Promoter

ESTUDIO SOBRE EL SALMO 9 2da parte

¿Cuál es su primera reacción cuando alguien le ofende? Bueno, siendo honesto, Ud. tendrá que admitir que lo primero que viene a la mente es la venganza. A propósito de venganza, déjeme contarle esta historia real, que ciertamente me hizo reír a carcajadas.

A las tres de la mañana suena el teléfono en la casa del Sr. González. Asustado y confundido se levanta toma el auricular y escucha la voz de un hombre al otro lado de la línea diciendo: Hola, soy su vecino, el Sr. Pérez y llamo para decirle que su perro ladra tanto que no me deja dormir. El Sr. González, muy amablemente agradece a su vecino por haber llamado y cuelga el teléfono. Al siguiente día, exactamente a las tres de la mañana, suena el teléfono, pero esta vez en la casa del Sr. Pérez. Asustado y confundido se levanta el Sr. Pérez a contestar la llamada. Levanta el auricular y escucha la voz de un hombre al otro lado de la línea diciendo: Hola, soy su vecino, el Sr. González, y llamo para decirle que yo no tengo ningún perro. Esto llamaría yo, venganza con un gran sentido del humor. ¿No le parece? Pero aún con sentido del humor, la venganza es algo negativo. No es prudente en ninguna forma tomar la justicia en nuestras propias manos. Esto es en esencia lo que aprendemos de la segunda parte del Salmo 9, la cual tendremos la oportunidad de estudiar el día de hoy.

Hágase Ud. esta pregunta: ¿Por qué no es bueno ejecutar venganza? El pasaje bíblico nos brinda cuatro razones importantes.

Primero, porque Dios ha prometido liberar al justo. Salmo 9: 13-14 dice: “Ten misericordia de mí, Jehová; mira mi aflicción que padezco a causa de los que me aborrecen, Tú que me levantas de las puertas de la muerte, para que cuente yo todas tus alabanzas en las puertas de la hija de Sión, y me goce en tu salvación” David, el autor del Salmo, debe haber estado en gran aflicción a causa de sus adversarios. Pero en lugar de buscar venganza y pagarles con la misma moneda, David pone su mirada en Jehová y pide de él misericordia. David sabía que no merecía en absoluto mejor trato, y se limita a pedir a Dios que no dé lo que realmente merece. Esto es misericordia. Luego pide a Dios que mire su aflicción a causa de sus adversarios. David sabía que Dios traería liberación, aun cuando la aflicción fuera tan intensa que pareciera que la muerte estaba cercana. Una vez libre de la aflicción David podría testificar del poder de Dios en liberación y podría unirse al cántico de los que alaban a Dios por haber sido librados. Todos unánimes se gozarán en la salvación. Esta es la actitud que debemos tomar cuando somos ofendidos. En lugar de poner la mirada en el enemigo tenemos que poner la mirada en Dios. En lugar de poner la mirada en la aflicción que produce el enemigo tenemos que poner la mirada en el consuelo que viene de Dios. En lugar de pensar en como vengarnos, tenemos que pensar en que la venganza es de Dios. Esto es lo que hace la diferencia. ¿Por qué no debemos ejecutar venganza?.

Segundo, porque Dios ha prometido castigar al impío. Salmo 9: 15-17 dice: “Se hundieron las naciones en el hoyo que hicieron; en la red que escondieron fue tomado su pie. Jehová se ha hecho conocer en el juicio que ejecutó; en la obra de sus manos fue enlazado el malo. Higaion. Selah.

Los malos serán trasladados al Seol, todas las gentes que se olvidan de Dios.” Dios es un Dios de venganza. La venganza que él ejecuta no es pecado porque él es santo, la venganza que nosotros ejecutamos es pecado por más buenos que seamos. La Biblia dice en Romanos 12:19: “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor” El impío no se saldrá con la suya, amigo oyente, pero el juicio para el impío no vendrá de nosotros sino de Dios. Será Dios quien hará que el impío caiga en el mismo hoyo que hizo para atrapar al justo. ¿Será Dios quien haga que el impío sea atrapado en la misma red que hizo para atrapar al justo? ¿Será Dios quien enlace al malo así como el cazador enlaza a su presa? El resultado final será que los malos serán trasladados al sepulcro, al Seol, al lugar de los muertos a hacer compañía a todas las gentes que se olvidan de Dios. Esto es la antesala, el pasadizo a la condenación eterna que Dios ha establecido para el impío.

Como podemos apreciar, amigo oyente, el final que espera a los impíos no es nada grato. Los impíos se jactan de que pueden hacer lo que les venga en gana y no pasa nada. Bueno, por ahora no pasa nada, pero en el tiempo de Dios, vendrá sobre ellos el juicio de Dios y terminarán con sus huesos en el sepulcro. Es Dios ejecutando la venganza sobre los impíos. Todo es en el tiempo de Dios. Nuestro tiempo siempre está presto. Nos gusta todo al instante, nos gusta recibir todo lo que pedimos a Dios el instante que pedimos. Nos gustaría ver al impío castigado el instante mismo que hace maldad. Pero Dios tiene su tiempo que no es el mismo tiempo que el nuestro. Es necesario esperar el tiempo de Dios.

Muchas de las cosas que Dios hace necesitan ejecutarse en el tiempo de Dios y si nosotros pretendemos adelantar el tiempo echamos a perder algo hermoso que Dios está haciendo. A Abraham le paso eso cuando quiso adelantarse al tiempo de Dios para la llegada del hijo de la promesa.

Cuando yo era niño, mis padres vivían en una casa con un gran terreno. Allí se podía sembrar y criar animales. Un día, mi mamá colocó unos cuantos huevos en el nido de una gallina y la gallina se posó sobre ellos. Después de algunos días, los pollitos empezaron a salir del cascarón. Primero había un pequeño agujero en el cascarón por donde apenas se veía el pico del pollito. En mi curiosidad yo quise ayudar al pollito a salir del cascarón y ¿sabe lo que pasó? Terminé matando al pollito. Todavía no era tiempo para que saliera del cascarón. Así es con la venganza de Dios. Si ayudamos entre comillas a Dios para ejecutar venganza, vamos a echar a perder lo que Dios quiere hacer. No debemos preocuparnos por la aparente prosperidad de los impíos, todo es pasajero, en el tiempo de Dios vendrá sobre ellos la venganza de Dios. ¿Por qué nos es bueno ejecutar venganza por nuestra propia mano?.

Tercero, porque Dios ha prometido acordarse del pobre. Salmo 9: 18 dice: “Porque no para siempre será olvidado el menesteroso, ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente” ¿Para qué vengarnos de los que nos oprimen si sabemos que dentro de poco Dios nos premiará librándonos de la aflicción? Parece que Dios se hubiera olvidado del pobre, del afligido, del menesteroso, pero no hay tal. Dios dice: No para siempre será olvidado el menesteroso. Cuando Dios vea que se ha cumplido el propósito de la aflicción en una persona, ese momento, Dios mismo se encargará de quitar el motivo que causa aflicción. Por eso, el menesteroso, el pobre, el afligido no debe perder la esperanza. La liberación está en camino, la victoria es segura. Todavía no está dicha la última palabra para el menesteroso. Dios no se ha olvidado de él. ¿Por qué no es bueno ejectuar venganza? Cuarto, porque Dios ha prometido juzgar a las naciones. Salmo 9: 19-20 dice: “Levántate, oh Jehová, no se fortalezca el hombre; sean juzgadas las naciones delante de ti, Pon, oh Jehová, temor en ellos; conozcan las naciones que no son sino hombres” Al final, el único triunfador es Dios. Por eso David clama a Jehová pidiendo que su poder se manifieste para neutralizar al hombre. Entonces las naciones serán juzgadas delante de él. Esto sucederá literalmente al final de la Gran Tribulación, cuando todas las naciones del mundo se congregarán para ser juzgadas por Jesucristo. Los justos serán premiados con la entrada al reino milenial y los impíos serán condenados descendiendo al sepulcro, para inmediatamente comenzar a recibir el castigo por su impiedad. Se habrá consumado la venganza de Jehová sobre las naciones. En ese juicio a las naciones, al final de la Gran Tribulación, las naciones temblarán de miedo delante de Jesucristo y reconocerán cuán necios fueron al atreverse a levantar sus puños contra él. Por eso David dice: Señor, que conozcan las naciones que no son sino hombres.

El hombre es frágil y sobre todo con un corazón contaminado de pecado. Por su dureza de corazón, el hombre se rebela contra Dios y contra los hijos de Dios. Algún día reconocerá que fue absurdo están en rebelión contra Dios. Quizá Ud. amigo oyente, este mismo momento está padeciendo a causa de sus adversarios. Puede ser que ha pasado por su mente la idea de tomar venganza contra sus enemigos. En el nombre del Señor, le ruego que no lo haga. No es bueno ejecutar venganza por mano propia. Como David, deje la venganza en la mano de Dios. El la llevará a cabo en su tiempo y a su manera. Dios ha prometido liberar al justo, Dios ha prometido castigar al impío, Dios ha prometido acordarse del pobre, Dios ha prometido juzgar a las naciones. No tiene sentido entonces buscar venganza por nuestra propia mano.

Originally posted 2011-11-07 04:05:59. Republished by Blog Post Promoter

¿Una Utopía?

¿Una Utopía?

Muchos llamarían esta necesidad de escribir estos apuntes un impulso, un desahogo, una locura: yo le llamo amor. Yo sé la verdad; no por mí: sino por lo que dice la palabra de Dios. No quiero sentirme cómplice de la conducta inconsciente del hombre ni de la apatía de la iglesia hacia su responsabilidad. Es por amor a mis hermanos. En estos primeros días del siglo 21 es nuestra responsabilidad leer, buscar, meditar. Leyendo la revista “Life” donde resume algunas noticias de los últimos años, sentí angustia de la ignorancia (¿o maldad?’) de la humanidad que se reflejaban en estas noticias. Y me pregunté de quien es la verdadera responsabilidad de lo que sucede.

Quiero escribir por mis hijos, nietos, familia. ¿Quién sabe? ¡Quizás alguien lea mis apuntes! Si éstos logran el despertar, aunque sea de una persona. ¡Aleluya! UNO A UNO…

Comencemos por repasar lo que es la naturaleza, el hombre y la iglesia a la luz de la palabra de Dios. En segundo lugar veamos como la confusión de roles (¿queremos ser Dios?), la frialdad (apostasía), y la responsabilidad no asumida a degenerado en una muy cercana catástrofe (¿por maldad o por ignorancia?). El hombre está destruyendo no tan solo la naturaleza que le rodea sino peor aún su espíritu. Dentro de mi visión humano-cristiana quisiera tronar los dedos y despertar a aquellos que están comisionados por el Creador para que puedan generar cambios de cara a un nuevo siglo con menos deshumanización y más respeto hacia la creación divina.

En los capítulos 1 y 2 de Génesis leemos como Dios creo toda la naturaleza. Nos emociona la hermosa descripción de este trabajo y al final de la jornada dice la palabra (Gen 1:31) que a Dios le agrado lo que había hecho. La luz, las aguas, el árbol que produce frutos, las aves… ¡Qué hermosa, la naturaleza! ¡Y creo Dios al hombre! ÉI quería que alguien disfrutara de todo lo creado (Gen 1:28-30). En Génesis 28 Dios le da autoridad al hombre para que señoree toda la tierra. El hombre desconoce, o podemos decir sin temor a equivocarnos que ha ignorado, ha cerrado los ojos a la verdadera definición de la palabra señoree: gobierne, administre. En la naturaleza se encuentran todos los tesoros que sirven al hombre para que viva y viva bien no solo sobreviva EI hombre tiene poder para acabar con los recursos naturales o para amar y utilizar la naturaleza para vivir ¿Hasta cuando? La naturaleza está tomando su revancha. Los huracanes, inundaciones, calentamientos ocasionados por la destrucción de la capa de Ozono trayendo incendios que han destruido sobre 5,000 acres de bosques forestales (y el oxigeno), el Niño, la Niña, sequías… Hay hambre, necesidad y desolación.

EI hombre tiene la mayordomía sobre la tierra (Sal.8:4-8); pero esta es de soberanía divina (Sal.8:3). Si nos apartamos de Dios e intercambiamos posiciones, queriendo ser Dios, entonces perdemos la perspectiva de nuestro rol de fideicomiso: gobernar. ¿De quien es la responsabilidad de enseñar al hombre su verdadero rol?

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza (Gn. 1: 27). Los humanos somos seres espirituales, no solo un cuerpo, sino también un alma y un espíritu. Esta prominencia que Dios le dio al hombre lleva consigo una gran responsabilidad y obligación. ¡Dios ama al hombre! A través de toda la palabra leemos sobre este gran amor para con el hombre, tanto que envió a su unigénito hijo a morir en la cruz del Calvario para que su sangre lavara nuestros pecados (Jn 3: 16). EI nos permite alcanzar los más altos niveles en todos los aspectos de nuestra vida. Tenemos la obligación de procurar serlo porque de lo contrario estaríamos siendo infieles a ese amor a toda la vida que se nos ha confiado. La habilidad del hombre para regir la tierra sobre la que Dios le señoreó dependerá de su fidelidad y obediencia a EI (Gn.2:16-17). ¡El hombre tiene la capacidad y el poder! ¿De quien es responsabilidad de enseñar al hombre a utilizar esta capacidad y poder?

Veamos que nombres usa la Biblia para la iglesia: novia (Cantar de los Cantares), cuerpo de Cristo (1 Co. 12:27) y algunos de los adjetivos que usa para describirla: gloriosa, santa (Ef.5:27), fiel (Ap3 :8-10), tibia (Ap.3:4-20), muerta (Ap3: 1-5). ¿Esta la iglesia de nuestro tiempo como la califica la palabra en Apocalipsis? La Iglesia no es una institución, no es una denominación, no es un nombre ni un hombre. Dice la palabra en Hch. 20.28: “la iglesia del Señor, la cual El ganó por su propia sangre” y si a esto añadimos lo que dice en 1 Co1:10 “unidos en una misma mente y en un mismo parecer”; nos atrevemos a resumir que la iglesia somos todos los hombres, mujeres, ancianos, niños unidos en amor porque hemos creído en un solo Dios y en el Señor Jesucristo su Hijo, como nuestro Salvador, y hemos obedecido el Evangelio mediante la participación del bautismo (Rom 6:3, 4) (añadido por Pedro Gelabert).

Esta iglesia está comisionada por Cristo para (enseñar) al mundo esta hermosa (verdad) (Hech.28: 19-20). Escribo entre paréntesis las palabras enseñar, verdad porque muchas iglesias se han apartado de la verdad de la palabra o han adaptado su verdad a las enseñanzas del Maestro. Al leer Efesios 1:22-23 podemos entender que la iglesia, como cuerpo de Cristo, ha recibido la orden del Señor Jesucristo de representarlo en la sociedad y dar a conocer su vida, amor y poder. La respuesta a la pregunta planteada está contestada en la palabra. La responsabilidad de enseñar la verdad de lo que el Señor quiere para con el hombre es de la iglesia.

En Efesios, Pablo nos describe como en ninguna otra epístola la verdadera iglesia del Señor. ¿Ha olvidado la iglesia del siglo 21 su responsabilidad? Si miramos la realidad de las circunstancias en las que vive el hombre diríamos que si. Pero la palabra que yo leo dice que la esperanza nos fue dada cuando Cristo murió en la cruz y resucitó para darnos la victoria (Jn. 16:33). La venida del Señor es un misterio para el hombre (Mt. 24:36), por tanto tenemos que aprender a vivir en amor hasta la llegada de ese glorioso día. Desde Génesis (3:15) hasta Apocalipsis (2:17) Dios le da promesas al hombre y le enseña a hacer uso sabio de todo lo creado (Hch 17:26-28). Conocerlo, ser fieles y obedecerlo, ¡¡¡es la solución!!! . El mundo va en picada, el hombre está en oscurantismo. Dios nos ha dado inteligencia y sabiduría. La ciencia ha logrado descubrimientos e inventos insospechados (Jn 14:12): pero el hombre sigue desorientado. Se ha envanecido, tiene inteligencia pero ha perdido sabiduría. EI género humano tiene que unirse y clamar a Dios por sabiduría (Jer.33:3). Hay que dar un giro de 180? y cambiar nuestro rumbo hacia los fundamentos básicos de amor a Dios y nuestros semejantes (Mt.22:38-40). Tenemos que voltear el rostro hacia la luz verdadera…

Dios en su inmenso amor dejó comisionados a unos hombres (Mt.28:19-20) para que llevaran este mensaje de verdad y luz (Mt.5.16). Dejó instituida su iglesia (Mt.16. 18), ¡la iglesia del Señor! La salvación del hombre y de toda la creación está en manos de una iglesia comprometida con el Señor. No de una iglesia politizada, comprometida con los grandes intereses del mundo, no una iglesia llena de avaricia de poder, si no llena del Espíritu Santo. La iglesia sin nombres, sin títulos, sin sectarismos (Lc.9:49-50), solo la iglesia del Señor. ¡Hay que salir y hacer discípulos! Hombres comprometidos con Dios y con otros hombres. ¡Una iglesia que se levante y toque la trompeta que despierte a la humanidad! ¡Una iglesia que enfrente al hombre con su responsabilidad!

La iglesia es responsable de levantar un cartel que diga “¡Alto, deténganse! Es responsable de cumplir con la gran comisión. Tenemos que levantarnos y hacer una revolución, una revolución de amor, una revolución que traiga cambios en el pensamiento del hombre, una revolución que traiga una verdadera restauración y reconciliación del hombre con Dios (2Co.5:19).

EI reto está, el alerta está, la solución está, las armas están (Ef.6:10-l8) y el Capitán está (Rom.8:37: Jn.16:33). Despierta iglesia, toma el batón. gánale la competencia al enemigo. En Génesis 3:15 está la promesa de la victoria. ¡Despierta iglesia, cumple con tu misión; en Cristo somos más que vencedores (Rom.8:37)!

Despierta iglesia. Dejemos la pugna entre denominaciones, ¡podemos ser uno en Cristo! (l Co.3:21-23: 2Co.5:19) Empuñemos la espada de doble filo que es la palabra de Dios (Heb.4:12).

Despierta iglesia, enciende la llama del amor, lucha contra la apostasía (Mt. 24:12-13). ¡Llénate del fuego que es el Espíritu Santo!

Despierta iglesia, no te vayan a encontrar dormida como enseña la parábola de las diez vírgenes (Mt.25:1-13).

Despierta iglesia. ¡Vístete de la armadura de Dios (Ef.6:13) y da el grito de guerra en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo! ¡AMEN!

Originally posted 2011-10-02 07:31:26. Republished by Blog Post Promoter

Dios Resuelve Nuestro Profundo Dilema


Este es el dilema de Dios. Él nos ama a Ud. y a mí, pero nosotros somos pecadores; y así como somos, no podemos ir al cielo cuando muramos. Pero Él quiere perdonarnos; para un Dios santo, eso representa un dilema. ¿Cómo puede un Dios santo dejar entrar a pecadores al cielo?

¿Cómo puede un dios santo dejar entrar a pecadores al cielo?

La santidad de Dios demanda que Él castigue nuestro pecado. Su justicia demanda que Él lleve a cabo la sentencia que pesa sobre nosotros por ser pecadores, la cual es muerte eterna y el estar separados de Él por la eternidad. ¿Cómo podría Él satisfacer las demandas de Su santidad y Su justicia para hacer posible que Ud. y yo vayamos al cielo cuando muramos?
¿Ha estado Ud. alguna vez en un dilema similar?
A lo mejor algunas mamás han estado en una situación algo similar. Digamos que sus hijos han estado fuera de casa en un día de primavera, jugando con la lluvia y el barro. Los hijos han tenido un buen tiempo haciendo lo que han querido. Como resultado están literalmente cubiertos de barro de pies a cabeza. Su situación es calamitosa. El barro se ha pegado a sus zapatos y se hace difícil despegarlo. Los niños ni siquiera saben donde están los ojales de sus abrigos.
Para complicar más las cosas, los niños han terminado de jugar y desesperadamente entra a la casa, sí a su casa, su brillante, reluciente y límpida casa. Ud. ciertamente ama a sus hijos, pero a pesar de eso, se parará en la puerta y dirá: “No, Uds. No pueden entrar a esta casa así como están. Primero tienen que quitarse todo ese barro que traen encima antes de poder entrar a la casa.”

El problema es que los niños están tan cubiertos de barro, tan sucios y tan imposibilitados de remediar su situación que ni siquiera pueden quitarse la ropa sucia.
¿Qué hará Ud. en esta situación? Pues no le quedará otra cosa sino proceder por Ud. mismo a limpiarles. Les sacará la ropa sucia y le pondrá ropa limpia.
Ha sido Ud. mismo quien ha resuelto el problema, no los niños. Esto es justamente lo que hizo Dios pero en mucha más gran escala, para resolver el problema de nuestro pecado.

Originally posted 2012-06-19 05:59:11. Republished by Blog Post Promoter

Preparación secular


“Pero persiste en lo que has aprendido”
2Timoteo 3:14

Pienso que si hay alguien que debe luchar por alcanzar una buena preparación académica, son los hijos de Dios. Si hay alguien que debe luchar por superarse intelectualmente todos los día, son los miembros del Reino de Cristo.

¿Por qué?. Primero porque somos embajadores y un Embajador necesita de una preparación especial para poder representar a su Rey. Segundo, un propósito del creyente es servir y si no está preparado ¿cómo lo haría?.

Lamento mucho no estar de acuerdo con quienes piensan que no debemos preocuparnos por lograr una buena preparación universitaria. Siempre recuerdo a Federico Martínez, con una gran familia y recursos económicos muy disminuidos, sin embargo siempre en la lucha, para que sus hijos lleguen hasta donde el académicamente no llegó. Que bueno contar con hombres así quienes no sólo se preocupan por el crecimiento espiritual de los suyos, sino que hacen énfasis en la preparación secular.

No sabemos cuando viene Cristo, posiblemente antes de finalizar este párrafo. Sin embargo mientras El llega necesitamos prepararnos para poder enfrentar los retos que nos presenta este mundo lleno de conflictos y donde sólo sobrevive aquel que está apto para ello. Este mundo está lleno de competencia en el área de la empleomanía, si los creyentes no nos preparamos bien, seremos toda la vida clavos en lugar de martillo.

Luche, no se detenga, terminó un curso siga con el otro, terminó de leer un libro, tome el próximo, no se detenga en aprender. Aprenda sobre todo de esta escuela llamada vida y prepárese para ser un excelente instructor en ella.

Originally posted 2011-10-02 07:56:16. Republished by Blog Post Promoter

El Amor De Dios Es Un Amor Que Da.


Algunos aman por interés. Dios ama para dar.
Es más, sin nuestro dar no parte de nuestro amor, entonces no amamos en absoluto. Amy Carmichael dijo: “Ud. Puede dar sin amar, pero Ud. No puede amar sin dar.”
El amor de Dios es un amor que da. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo” (Juan 3:16). Observe el uso de verbo “dar.” Dios amó, y Dios dio.
Cuando Ud. Se enamora de alguien, Ud. Quiere dar a ese alguien el mejor regalo que pueda encontrar. El dinero es lo de menos. Ud. está tan locamente enamorado que simplemente está obligado a dar y a dar en grande.
Pero el amor de Dios no es sólo sentimientos. El amor de Dios no parte de las emociones. El amor de Dios parte de la voluntad. Dios amó al mundo aun sabiendo que el mundo no le iba a amar. Dios amó al mundo aun sabiendo que el mundo se iba a rebelar contra Él.
Como bien dijo C. S. Lewis, “Dios nos ama; no porque valgamos la pena de ser amados, sino porque Él es amor. Dios nos ama, no porque Él necesite recibir sino porque Él se deleita en dar.”

Originally posted 2012-05-04 05:45:58. Republished by Blog Post Promoter

El Amor De Dios, Durara Para Siempre


Cuando comprendemos que Dios es eterno, podemos tener la quieta seguridad de que Su amor por nosotros también es eterno.
El salmista dice: “Señor, tú nos has sido refugio de generación en generación… Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios” (Salmo 90: 1,2).

El Dios que vive para siempre, amará para siempre. Su amor nunca se desvanecerá o disminuirá. Nunca terminará. Dios dice: “Con amor eterno te he amado” (Jeremías 31:3)
Su esposa o su esposo, a pesar de lo años de casados podría aparecer un fatídico día con la idea de: “Ya no te amo.” A lo mejor Ud. Ya ha oído esas fatales palabras.
Si es así, recuerde, aun cuando todos los otros amores fallen, el amor de Dios nunca falla. Nunca cambiará. Dios lo dijo, “Con amor eterno te he amado.”

EL AMOR DE DIOS, ES UNIVERSAL

El humorista norteamericano Will Rogers solía decir, “Nunca he encontrado a un hombre que no me haya gustado.” Pero la Biblia dice que Dios nunca ha creado a un hombre que no le haya amado.
El amor de Dios abarca a todo ser humano. Es universal. Juan 3:16 nos habla de ello: “Porque de tal manera amó Dios al mundo.”
Ser amado por Dios es algo muy importante. Algunos padres no aman a los blancos o a los negros o a los Judíos o a los Chinos. Pero Dios creó el mundo y Ud. Es parte del mundo. Y Dios dice que El ama- sin importar su nacionalidad, su trasfondo étnico o sus debilidades. El amor de Dios es universal.

Originally posted 2012-04-24 05:43:59. Republished by Blog Post Promoter

La fe verdadera se demuestra cuando Ud. se sube en la “carretilla” del salvador


La fe verdadera, la fe que salva, es aquella que encomienda el destino eterno de su alma al señor Jesús. La fe verdadera se demuestra cuando Ud. se sube en la “carretilla” de Salvador.

Se demuestra cuando Ud. dice a Jesús, “Señor Jesús, yo no puedo salvarme a mí mismo. Yo creo totalmente que tú eres el único que puede salvarme. Yo estoy confiando en ti para que me salves y hagas posible que yo vaya al cielo cuando muera.”

¿Ha experimentado Ud. este tipo de fe? Si no lo ha hecho, entonces Ud. no ha experimentado la fe que salva. Si Ud. todavía no se ha subido a la “carretilla” de Jesús, Ud. no ha llegado todavía a conocerle como salvador.

Pero si Ud. ha llegado a conocer a Cristo como salvador, Él le llevará con toda seguridad no a través de las Cataratas del Niágara, sino al cielo. Con fe en Jesucristo como su Salvador, Ud. puede ir al cielo cuando muera.

Originally posted 2012-08-09 06:06:58. Republished by Blog Post Promoter