Aceptando a los demas


“Soportándose con paciencia los unos a los otros, en amor”

Efesios 4:2

Cada ser humano es una creación única, la cual proviene de las manos artísticas de Dios. Cada ser humano tiene características diferentes que lo hacen especial, todos los seres humanos somos diferentes aunque con ciertas particularidades comunes.

Jesús oró para que seamos uno, esto no quiere decir que seamos uniformes, pienso esto porque cada uno de nosotros es un ente pensante, capaz de analizar asuntos y reaccionar ante situaciones de forma diferente. Sin embargo esta petición de Jesús al Padre en lugar de pedir uniformidad implora por la unidad de los creyentes. Unidad en el sentido de aceptarnos tal cual somos, unidad en el sentido de permanecer juntos, amándonos a pesar de pensar diferentes.

Es un error tratar de cambiar a las personas, es necesario aceptar a cada cual con sus características propias, con sus debilidades. Hace un tiempo leí: Dios nos ama como somos, pero nos ve como El quiere que seamos.

Es tiempo de poner a un lado nuestras condiciones para aceptar a los demás, es tiempo de saber que los demás están llamados a aceptarnos y a amarnos exactamente como somos. Sin embargo lo importante para una persona, no es el ser aceptado, sino luchar por aprender aceptar a los demás. Jesús nos ha dado el ejemplo, El Rey acepta a todo aquel de le busca. ¿Quiénes somos para no hacer como El Maestro de Nazaret nos indica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *